República Digital - Indotel Anuncio

18 de abril del 2021

Mundiales

EE.UU.: miles marcharon por la muerte a manos de la policía de George Floyd

 Eric Miller / Reuters Un manifestante alza su puño en una protesta realizada en el lugar donde murió George Floyd. Minneapolis, Minnesota, EE. UU. el 26 de mayo de 2020. Salieron a las calles para protestar contra la muerte del afroamericano George Floyd, que fue reducido hasta la muerte después de haber sido detenido, acusado de comprar […]




 Eric Miller / Reuters Un manifestante alza su puño en una protesta realizada en el lugar donde murió George Floyd. Minneapolis, Minnesota, EE. UU. el 26 de mayo de 2020. Salieron a las calles para protestar contra la muerte del afroamericano George Floyd, que fue reducido hasta la muerte después de haber sido detenido, acusado de comprar con un billete falso. Las imágenes de la violenta detención avivaron el rechazo ciudadano contra el abuso policial y el racismo. Las calles de Minnesota congregaron una masiva manifestación de rechazo al racismo. Tuvo lugar el 26 de mayo, un día después de que George Floyd, un ciudadano de 46 años, muriera tras ser agredido en la calle por agentes policiales. "Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor", dijo Floyd mientras uno de los agentes lo mantuvo inmovilizado con una rodilla encima de su cuello durante varios minutos. Varias personas presenciaron los hechos, por lo que las imágenes del violento arresto se difundieron rápidamente. La policía lo arrestó por haber presuntamente intentado utilizar un billete falso de 20 dólares en un supermercado, hecho que el FBI y las autoridades estatales en Minnesota investigan los hechos. Según señala la agencia de noticias Reuters, la Federación de Oficiales de Policía de Minneapolis, que representa a la policía de la ciudad, no estuvo disponible para comentarios. Los manifestantes, muchos de los cuales llevaban mascarillas para protegerse del contagio del nuevo coronavirus, marcharon al grito de “no puedo respirar”. La concentración inició en el lugar de la muerte de Floyd y terminó frente a una comisaría cercana, donde la Policía lanzó gases lacrimógenos y pelotas de goma para dispersar a los manifestantes.
Varias figuras políticas presentes en la marcha rechazaron la violencia con la que la policía reprimió la protesta. "Hace unos instantes sostuve una toalla en la cabeza de una adolescente mientras le brotaba sangre", declaró el concejal de Minneapolis Jeremiah Ellison, quien calificó la actuación policial de "repugnante".   Cuatro policías implicados en el caso de George Floyd fueron despedidos "Ser afroamericano en Estados Unidos no debería ser una condena a muerte", dijo el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, quien horas antes a las manifestaciones había anunciado el despido de cuatro policías implicados en el caso, entre los que se encuentra el agente que aparece en el video presionando su rodilla contra el cuello de Floyd. La hermana de la víctima, Bridgett Floyd, pidió Justicia más allá de los despidos de los agentes. "Asesinaron a mi hermano. Lo mataron. Necesitan ejercer más presión sobre esos tipos. Despedirlos no es suficiente", dijo. El caso de George Floyd refrescó en el imaginario colectivo el asesinato de Eric Garner en 2014. Garner, también afroamericano y desarmado, murió a manos de policías, mientras uno de los agentes lo estrangulaba y pronunciaba también "no puedo respirar". Las muertes de Floyd y Garner forman parte de una serie de homicidios de hombres de la comunidad afroamericana a manos de agentes de la policía estadounidense, hechos que han impulsado el movimiento 'Black Lives Matter', una campaña contra la violencia y el racismo sistémico hacia la población negra en Estados Unidos.

Noticias destacadas