República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Política

«Efecto dominó»: Cómo las elecciones de hoy en Holanda podrían marcar el futuro de Europa

Con el islamófobo Partido por la Libertad como protagonista en los comicios, los resultados de esta jornada podrían marcar un camino en otros países que también celebrarán consultas este año, como Francia y Alemania. «Quiero que Holanda sea el primer país en detener el mal populismo, en parar el efecto dominó». Con estas palabras, el […]




Con el islamófobo Partido por la Libertad como protagonista en los comicios, los resultados de esta jornada podrían marcar un camino en otros países que también celebrarán consultas este año, como Francia y Alemania. "Quiero que Holanda sea el primer país en detener el mal populismo, en parar el efecto dominó". Con estas palabras, el Primer Ministro holandés y candidato a la reelección, Mark Rutte, hizo un llamado a los electores de su país de cara a los comicios generales de este miércoles con una clara intención: frenar el avance del nacionlismo populista.
Hechos como el triunfo del Brexit en Reino Unido y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en Estados Unidos reflejan el crecimiento que ha tenido esta ideología y que también podría replicarse en diversos países, lo que impacienta a la clase política tradicional.
De este modo, con el ultraderechista Partido por la Libertad (PVV) con amplias opciones para ganar las elecciones de hoy y quedarse con varios escaños en el Parlamento, existe la sensación de que los resultados de esta jornada podrían incidir en el futuro de otros países que este año también celebrarán comicios, como Francia y Alemania. Es decir, un triunfo del populismo sería un aliciente para grupos similares en otros lugares.
Y así lo piensa el propio Rutte: "Podemos decir que estas elecciones son los cuartos de final para intentar impedir ganar al mal populismo (...) Las semifinales son en Francia en abril y mayo y luego la final es en Alemania en septiembre".

La irrupción del "Mozart" holandés

Su lema es "Holanda para los holandeses", se ha comprometido a prohibir el Corán en su país y es un declarado admirador de Donald Trump. Hablamos de Geert Wilders, el "Mozart holandés", líder y fundador del islamófobo PVV, partido que puede dar el golpe en estas elecciones.
Resulta que la colectividad ha tomado fuerza el último tiempo gracias a factores como la crisis migratoria en Europa y el Brexit en Reino Unido, por lo que propuestas como una salida holandesa de la Unión Europea o la restricción de la entrada del islamismo al país han motivado a un buen número de electores.
 
Los
De acuerdo a las encuestas, el PVV podría obtener el 14,6% de los votos en las elecciones parlamentarias, logrando entre 21 y 25 de los 150 escaños que reparte el Congreso. Sólo quedaría detrás del Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) comandado por el Primer Ministro Rutte, que obtendría entre 23 y 27 escaños.
La conformación del Congreso en Holanda es trascendental para elegir al nuevo Gobierno, por lo que las coaliciones que puedan formarse en el Parlamento serán decisivas. Así las cosas, algunos partidos menores ya rechazaron aliarse con Wilders, lo que impediría que se convirtiera en Primer Ministro, pero ciertamente la alta presencia de su colectividad en el Poder Legislativo dará que hablar.

Francia: Las posibilidades de Le Pen

En Francia, en tanto, el nombre de Marine Le Pen lleva un buen tiempo al tope de las encuestas de cara a las elecciones presidenciales del próximo 23 de abril. La líder del Frente Nacional (FN) se jacta de ser ella la "mentora" de Donald Trump en sus medidas proteccionistas y ha sumado un gran apoyo.
En estos momentos, Le Pen estaría disputando una segunda vuelta el 7 de mayo con el liberal de izquierda Emmanuel Macron, quien sería el ganador de acuerdo a las encuestas, ya que sumaría el apoyo del resto de la izquierda y también de la centro derecha.
No obstante, un triunfo de la extrema derecha en Holanda podría servir indirectamente a la candidata del FN, que también tiene como propuesta principal incentivar la salida de Francia de la Unión Europea.

La "final" alemana

Lo decía el Premier holandés: la "final" se juega en Alemania, precisamente entre agosto y octubre, con las elecciones federales que elegirán a los 631 diputados, quienes deberán elegir al Canciller.
Y si bien aquí el nacionalismo populista no tiene el mismo peso que en los dos países ya mencionados, de todos modos la líder del partido Alternativa para Alemania (AfD), Frauke Petry, ha sumado adeptos en un contexto donde la crisis migratoria ha golpeado con fuerza.
Y es ahí donde este "efecto dominó" podría tener grandes consecuencias. Actualmente, el partido de Petry queda detrás del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) de Martin Schulz, y de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la actual Canciller Angela Merkel.
Son estos dos últimos candidatos los que tienen la mayor posibilidad para llegar al Gobierno, pero aún queda mucho camino por recorrer. Hay que esperar que pasa en el resto de Europa.
 

Noticias destacadas