República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Opinión

El apoyo a Danilo

César Medina. Sería bueno conocer el origen de una encuesta citada por José Ramón Peralta que coloca a Danilo Medina con el 62 por ciento de aceptación popular. ¿Quién hizo esa encuesta? ¿Cuándo y dónde? ¿Cuál la ficha técnica? ¿Cuál el aval, la historia, de esa firma encuestadora? Con todas esas respuestas a mano habría […]




César Medina.
Sería bueno conocer el origen de una encuesta citada por José Ramón Peralta que coloca a Danilo Medina con el 62 por ciento de aceptación popular. ¿Quién hizo esa encuesta? ¿Cuándo y dónde? ¿Cuál la ficha técnica? ¿Cuál el aval, la historia, de esa firma encuestadora? Con todas esas respuestas a mano habría que ver entonces la forma en que se procesó la información y los intereses que eventualmente pudieron contaminarla. Porque si lo que dice Peralta es verdad, entonces eso explica el fenómeno planteado este sábado por uno de los líderes de Marcha Verde -que de paso también es periodista-, y responde todas las interrogantes que se plantea ese sabelotodo de la política. Ahí estaría también la respuesta de por qué los principales partidos de la oposición decrecen antes que ir posicionándose de cara a las próximas elecciones, sin quedarse en la superficie de una explicación engañosa sobre la lucha interna por la candidatura presidencial del PRM. Porque la única explicación que tendría ese fenómeno es el apoyo que recibe Danilo de una mayoría del electorado. Resulta sintomática la situación que se da a lo interno del Partido Revolucionario Moderno -donde, según el inefable-, nadie ha podido capitalizar “el cerco ciudadano” al gobierno. Eso se repite en el propio PLD, donde los aspirantes a la candidatura tampoco han mostrado fuerza para asumir el relevo electoral de Danilo. En una situación como esa tal vez resulte valioso conocer la posición del propio PLD si se confirma la popularidad que le atribuye la encuesta a Danilo, cuyos momentos de mayor debilidad ya fueron superados y nadie la supo aprovechar a pesar del “cerco ciudadano” a que se refiere el activista y comunicador. No lo quieren ver Lo que se desea ocultar con argumento tan pueril es que el ruido de la calle no ha mellado la popularidad de un líder correcto, asequible, cercano y que le llega a la gente más sencilla, a los más pobres, a los que nunca antes habían podido ni siquiera ver de cerca a un Presidente de la República, que ni pensar en hablarle, tocarle, abrazarle. Obviamente, ellos saben que Danilo como candidato a una segunda reelección sería pan comido, ni siquiera tendría que agitarse en una campaña electoral extenuante que lo saque por dos o tres meses de la obligación primaria de gobernar el país porque su único esfuerzo podría limitarse a lo mismo que ha hecho el último quinquenio: estar cerca de la gente. Si llegara a confirmarse que Danilo ciertamente cuenta con el apoyo del 62 por ciento del electorado nacional después de una campaña brutal de acoso y derribo que se extiende por más de ocho meses, el propio PLD tendría que plantearse muy seriamente la necesidad de empezar a buscar fórmulas legales que permitan su reelección. Ver el procedimiento Hay quienes plantean que para ello no sería necesario modificar la Constitución porque bastaría eliminar el transitorio que le prohíbe taxativamente a Danilo Medina presentarse a otra reelección. Está claro que ese párrafo discriminatorio -metido de contrabando en la reforma constitucional de 2015-, es violatorio de la propia Carta Magna y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que impide legislar contra un sector social, contra un grupo de personas o contra una persona en particular. El Comité Político del PLD, donde figuran algunos de los mejores abogados constitucionalistas del país -incluyendo a Leonel Fernández, Franklin Almeyda, Pina Toribio, Reinaldo Pared-, pudiera asumir este tema y proponer un plebiscito nacional sobre un asunto en extremo controversial. Pero se requiere coraje y voluntad política. Y parece que eso no abunda.

Noticias destacadas