República Digital - Indotel Anuncio

18 de mayo del 2021

Mundiales

El covid-19 abre un nuevo mercado en África para los corruptos

 Wikus de Wet Miembros del sindicato nacional de trabajadores de la educación, salud y afines de Sudáfrica (NEHAWU), frente al Servicio Nacional de Laboratorios de Salud en Johannesburgo el 21 de agosto de 2020 Fondos malversados, contratos otorgados a personas con conexiones políticas, sobrefacturación y fraude. Sudáfrica se enfrenta a una vergonzosa serie de escándalos de […]




 Wikus de Wet Miembros del sindicato nacional de trabajadores de la educación, salud y afines de Sudáfrica (NEHAWU), frente al Servicio Nacional de Laboratorios de Salud en Johannesburgo el 21 de agosto de 2020

Fondos malversados, contratos otorgados a personas con conexiones políticas, sobrefacturación y fraude. Sudáfrica se enfrenta a una vergonzosa serie de escándalos de corrupción vinculados a fondos destinados a la lucha contra el coronavirus, como en otros países del continente.

Balance mundial de la pandemia del nuevo coronavirus y mapamundi con el número de muertes por país, al 11 de septiembre a las 11H00 GMT

© Simon MALFATTO Balance mundial de la pandemia del nuevo coronavirus y mapamundi con el número de muertes por país, al 11 de septiembre a las 11H00 GMT

Durante dos semanas, el personal sanitario se ha manifestado todos los días a la hora del almuerzo en las grandes ciudades sudafricanas para denunciar la falta de equipos de protección.

Ya han perdido a 240 colegas debido a la enfermedad, de los 27.000 infectados en el trabajo. «No podemos seguir callados. El personal sanitario se está muriendo», denuncia el enfermero Frans Mokgope, que echa la culpa a la falta de guantes, gafas y batas para protegerse.

Los investigadores sudafricanos encaran 600 dosieres de empresas sospechosas de corrupción, sobre más de 5.000 millones de rands (250 millones de euros, 295 millones de dólares) de contratos destinados a proporcionar material, asistencia social y distribución de alimentos.

El Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa organizada por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas en Ginebra el 3 de julio de 2020

© Fabrice Coffrini El Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa organizada por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas en Ginebra el 3 de julio de 2020

Son tantos los empresarios que se han apoderado de fondos del covid que se les ha puesto un nombre: «Covidpreneurs».

Otros países africanos tampoco se libran de esta corrupción. Desde Nairobi hasta Lagos, varios altos cargos gubernamentales y empresas han sido sorprendidos con las manos en la masa.

– Cientos de millones de dólares –

El continente se ha visto menos afectado por el coronavirus de lo que se temía: 31.893 muertes sobre más de 1,3 millones de casos, casi la mitad de ellas en Sudáfrica (14.678 muertes por 635.000 casos). Pero han desaparecido cientos de millones de dólares destinados a combatirlo.

Los hospitales trabajan con material que no se ajusta a las normas.

Los dos tercios de los contratos de suministro de material de protección en Sudáfrica incumplen las normas fiscales o no se declaran, informó el jueves el comisario de impuestos Edward Kieswetter.

Muchas de estas empresas desconocían el sector, añadió en el canal SABC, «lo que puede haber contribuido al número de muertos entre el personal sanitario», por la mala calidad del material.

En África del Este, médicos y enfermeros kenianos han publicado imágenes de equipos defectuosos en unidades de reanimación.

Y en la República Democrática del Congo abundan las acusaciones de malversación financiera. En mayo, el primer ministro Sylvestre Ilunga Ilunkamba afirmó haber desembolsado 10,7 millones de dólares para luchar contra el coronavirus pero un mes después, el responsable de estos programas afirmó haber recibido solo 1,4 millones.

El viceministro de Salud, Albert M’Peti Biyombo, denunció la existencia de «fuertes redes mafiosas creadas para desviar estos fondos» dentro de su ministerio.

– «Aprovechados» –

En Uganda, cuatro altos cargos gubernamentales se enfrentan a penas de cárcel por embolsar medio millón de dólares de un fondo destinado a alimentar a los más vulnerables. Y otro amontonaba en casa sacos de maíz y frijoles destinados a los pobres.

Se abrió una investigación después de la publicación de una conversación, muy compartida en las redes sociales, entre la embajadora de Uganda en Dinamarca y su adjunto, que hablan en la plataforma Zoom sobre las formas de malversar fondos del covid.

La cantidad de casos enfurece al director de la OMS, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus. «Ninguna forma de corrupción es aceptable. Pero la que afecta a equipos de protección (EPI), que pueden salvar vidas, es directamente asesinato», denunció el mes pasado.

La malversación de estos equipos o de «fondos destinados a salvar vidas debe castigarse todo lo que se pueda», agregó el director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de la Unión Africana, John Nkengasong.

Estos casos son un ejemplo de la omnipresencia de la corrupción en el continente, afirman las organizaciones civiles.

«Está firmemente anclado, arraigado», lamenta el director de la oenegé Corruption Watch. «Antes las personas que se lucraban con la guerra eran ejecutadas en el acto (…) Así es como yo veo las cosas. Cuando un país está en guerra contra una pandemia y algunos roban y socavan ese esfuerzo para su propio beneficio, eso es traición», declara a la AFP.

Una asociación de líderes tradicionales sudafricanos se alarmó esta semana por los «robos bárbaros» de fondos públicos: «Es un motín contra los ciudadanos de este país que equivale a una traición».

burs-sn/ger/cld/erl/es

Noticias destacadas