República Digital - Indotel Anuncio

19 de abril del 2021

Opinión

El gran error de Leonel

OSCAR MEDINA. A pesar del deterioro que evidencia la democracia, seguimos estancados en discusiones estériles y sin saber si tendremos ley de partidos y reforma electoral disponibles para ser aplicadas en las próximas elecciones. Lo que sí sabemos es que los debates en torno a estos proyectos de ley van camino a decretar la ruptura […]




OSCAR MEDINA.
A pesar del deterioro que evidencia la democracia, seguimos estancados en discusiones estériles y sin saber si tendremos ley de partidos y reforma electoral disponibles para ser aplicadas en las próximas elecciones. Lo que sí sabemos es que los debates en torno a estos proyectos de ley van camino a decretar la ruptura definitiva entre las dos facciones que dominan el Partido de la Liberación Dominicana. Es un dicho común que “para pelear hacen falta dos”, y que en esta discusión sobre el tipo de padrón ninguna de las partes tiene razón ni justifi cación política para mantener posturas tan antagónicas… Pero la actitud menos comprensible es la del leonelismo, que está echando un pulso sobre a un aspecto que no sólo es nimio, si no que está fundamentado en una premisa absolutamente falsa y hasta estúpida… Ya que por alguna razón difícil de explicar se han hecho la idea de que las primarias abiertas marcan el camino hacia la reelección. Danilo Medina está constitucionalmente impedido para presentarse a una nueva reelección. Pero como en este país no se puede descartar nada, sólo el tiempo dirá si estarán dadas las condiciones o el Presidente estará dispuesto a pagar el alto costo político y social de una aventura de esa naturaleza con un desenlace difícil de predecir… …Aunque si lo intentare, Danilo sabe mejor que nadie que sólo sería posible mediante una reforma constitucional. No existe otra alternativa. Ni fallo de Alta Corte ni ningún otro invento que no pasa por mente en sano juicio. Mucho menos por la cabeza de un hombre sensato, prudente y con sentido de la historia como el presidente Medina. Sin embargo, se ha desatado un manicomio a partir de la teoría de la conspiración asumida por el leonelismo, que plantea que Danilo intentaría repostularse acudiendo a unas primarias abiertas con el objetivo de utilizar los millones de votos que obtendría para validar la reelección… Un solemne disparate en el que se cimenta la absurda estrategia de confrontación asumida por la gente de Leonel. El discurso de algunos de los más cercanos colaboradores del expresidente Fernández está cargado de insultos y amenazas, y con una actitud irracional llegan incluso a sugerir que el establecimiento del padrón abierto pudiera conducir a la división de PLD… En una especie de “Horacio o que entre el mar” de nuevo cuño, responden todo como si fuera personal e insultan a quienes no comulgan con sus ideas y posiciones. Incluso han conformado estructuras mediáticas y de redes sociales para lanzar estiércol, difamar y fabular. Plataformas desde donde insultan al Presidente y a los demás aspirantes presidenciales peledeístas y descalifi can a legisladores, dirigentes sociales, periodistas y comunicadores que son críticos o simplemente activan en otras parcelas políticas. Una línea política y comunicacional torpe, que dinamita puentes y abre heridas difíciles de sanar. Si Leonel Fernández está determinado a buscar la candidatura presidencial por el PLD para las elecciones del año 2020 --para lo cual tiene absoluto derecho--, vencerlo se antoja una tarea casi imposible en un escenario donde Danilo Medina no se encuentre habilitado para competir. Para tratar de colocar a un delfín en posibilidades de rivalizar con un hombre que ha sido tres veces Presidente de la República y con un ascendiente incuestionable tanto dentro de las fi las peledeístas como en el resto de la sociedad, Danilo tendría que arriesgar su liderazgo intentando arrimar toda su corriente alrededor de su elegido, agenciarse todos los apoyos coyunturales que ofrecen fi rmar los decretos e incluso hacer sentir en toda su dimensión el peso del Estado… Y aún así resultaría difícil en una sociedad como la dominicana donde no es usual el endoso de liderazgos. Por tanto, lo único que necesita Leonel ---ya no para ser candidato, sino para tener posibilidades de ganar las elecciones---, es entenderse con Danilo. Calmar las aguas, aligerar tensiones y restablecer un mínimo de confi anza. Exactamente lo opuesto que sucede cuando algunos de sus principales colaboradores y voceros se convierten en los más enraizados críticos del presidente Medina, y su fuerza congresional está más ocupada en “derrotarlo” que en buscar un consenso para pasar la Ley de Partidos. Una torpeza inexplicable… Ya que por ese camino puede que tengan éxito obstruyendo la reforma electoral y que eventualmente ganen la nominación presidencial… Pero para ganar las elecciones van a necesitar a muchos de los heridos dejados en el camino. El principal de todos: Danilo Medina, sin cuyo apoyo absoluto, total y decidido, Leonel Fernández no tiene ninguna posibilidad de ganar las elecciones…

Noticias destacadas