20 de septiembre del 2021

Política

El hijo de Muamar al Gadafi sugiere que podría postularse a la Presidencia en Libia

Ammar El-Darwish, AP In this Nov. 19, 2011, file photo, Moammar Gadhafi’s son, Seif al-Islam, is held in the custody of revolutionary fighters in Zintan, Libya. Saif al-Islam, el hijo del asesinado dictador Muamar al Gadafi dice que quiere «restaurar la unidad perdida» de Libia después de una década de caos y no excluye postularse para […]




Ammar El-Darwish, AP In this Nov. 19, 2011, file photo, Moammar Gadhafi’s son, Seif al-Islam, is held in the custody of revolutionary fighters in Zintan, Libya.

Saif al-Islam, el hijo del asesinado dictador Muamar al Gadafi dice que quiere «restaurar la unidad perdida» de Libia después de una década de caos y no excluye postularse para la Presidencia, según las declaraciones que ofreció en una entrevista con el medio estadounidense ‘The New York Times’.

Rompiendo su silencio mediático por primera vez en una década, Saif al-Islam al Gadafi, hijo del fallecido dictador libio, fue entrevistado en Libia por el medio estadounidense ‘The New York Times’, que publicó la anómala entrevista este viernes 30 de julio.

Durante años, el misterio había rodeado el paradero exacto del primogénito del autócrata Muamar al Gadafi, asesinado en 2011, cuatro años después de llegar al poder, tras la caída del régimen durante la revolución libia que dio paso a una guerra civil que todavía sigue latente. Saif al-Islam al Gadafi alimentó con la entrevista los rumores sobre su posible candidatura a la Presidencia del dividido país del norte de África.

El descendiente del dictador, de 49 años, es reclamado por la Corte Penal Internacional (CPI) por supuestos crímenes de lesa humanidad durante las revueltas que culminaron con el derrocamiento de su padre. En su encuentro con los periodistas del ‘New York Times’, Saif al-Islam describió su tiempo en prisión, después de ser capturado en la ciudad meridional de Sebah por las milicias de Zintan el 19 de noviembre de 2011, un mes después del asesinato de su padre en Sirte, cuando intentaba huir del país.

Tres de los siete hijos del autócrata murieron en el levantamiento popular, Saif al-Islam fue condenado en 2017 a la pena de muerte por un tribunal de Trípoli, una sentencia que no fue reconocida por sus captores, que siempre se negaron a entregarlo a cualquier autoridad. Este mismo año fue liberado y señala que aquellos que le coartaron la libertad son ahora sus «amigos». Le dijo al periódico estadounidense que los milicianos finalmente se dieron cuenta de que podía ser un aliado poderoso.

El regreso político de Saif al-Islam

Gadafi era visto como el sucesor de su padre antes de las Primaveras Árabes y señaló, sobre la situación actual en la que está sumida su país, que los políticos de la última década han traído a los libios “solo miseria”. “Es hora de regresar al pasado. El país está de rodillas. No hay dinero, no hay seguridad, no hay vida aquí”, criticó.

Saif al-Islam afirma en la entrevista que se ve capaz de reunificar al país gracias a su liderazgo y que está preparando su retorno a la vida política, pero lo hará lentamente. El periódico lo citó diciendo: «He estado alejado del pueblo libio durante diez años. Tienes que volver despacio, despacio. Como un ‘striptease’. Necesitas jugar un poco con sus mentes».

En los últimos años, Libia se ha dividido entre dos administraciones rivales respaldadas por fuerzas extranjeras e innumerables milicias. En octubre, después de que las fuerzas -respaldadas por Turquía- del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) con sede en Trípoli derrotaron a las del hombre fuerte del este de la nación, Khalifa Haftar, los dos campos acordaron un alto el fuego en Ginebra, incumplido en numerosas ocasiones.

La situación de seguridad ha ido mejorando lentamente desde entonces. En marzo se acordó un gobierno provisional y se espera que se celebren elecciones generales el 24 de diciembre. Cualquier posible regreso de Saif al-Islam a la política libia enfrentaría obstáculos, incluida su condena por el tribunal de Trípoli y la orden de arresto de la CPI.

Pero el hijo de Muamar al Gadafi, educado en Reino Unido, con doctorado en la London School of Economics en 2008, parece no dejarse intimidar, según el ‘New York Times’. Saif al-Islam dijo que «confiaba en que estos problemas legales podrían negociarse si la mayoría del pueblo libio lo elige como su líder

Cuando se le preguntó si se sentía extraño buscar refugio en hogares libios cuando estaba huyendo en 2011, fue tan enigmático como algunas de las opiniones expresadas en el famoso ‘Libro Verde’ de su difunto padre. «Somos como peces y el pueblo libio es como un mar para nosotros», respondió Saif al-Islam, «sin ellos, morimos. Ahí es donde recibimos apoyo. Nos escondemos aquí. Luchamos aquí. Recibimos apoyo desde allí. El pueblo libio es nuestro océano».

Con AFP y EFE

Noticias destacadas