República Digital - Indotel Anuncio

11 de abril del 2021

Política

El logro político

Orlando Gil. UNO: ATENTOS AL CART”N AJENO.- Una cosa no debiera tener que ver con la otra, elecciones en un gremio con las nacionales o presidenciales, pero desde los inicios de la democracia van de la mano. No puede decirse que sea un fenómeno dominicano, pero aquí esas consultas se realizan con mayor intensidad. Los que […]




Orlando Gil.
UNO: ATENTOS AL CART”N AJENO.- Una cosa no debiera tener que ver con la otra, elecciones en un gremio con las nacionales o presidenciales, pero desde los inicios de la democracia van de la mano. No puede decirse que sea un fenómeno dominicano, pero aquí esas consultas se realizan con mayor intensidad. Los que se enfrentan no son corrientes profesionales, como fuera lo propio. Lo que se escenifica es la lucha política de  partidos o candidatos por otros medios. Al final importará más el logro político. De ahí que se resalten las vinculaciones de los aspirantes con partidos o candidatos, o se creen situaciones que desdicen del espíritu de cuerpo. Es un problema de falta de institucionalidad, pero los involucrados no se dan cuenta de cómo contribuyen al malestar. No puede pensarse que lo institucional solo se da en el Estado, sino que se manifiesta de muchas maneras y en ámbitos disímiles. Incluso podría considerarse anomalía que afecta la buena marcha del país. Cada cual atiende más el cartón ajeno que el propio. Los profesores están más en política que en educación, y la consecuencia no se deja esperar. Ni política ni educaciónÖ DOS: DE LA POLÍTICA, DE LA EDUCACION.- La política sirve a la educación y la educación a la política, y se tienen pruebas al canto. El actual presidente de la ADP que aspira a reelegirse es diputado al Congreso Nacional y el ministro de Educación prepara candidatura a la Presidencia de la República. Aunque siendo del mismo partido, el oficial, tienen más desencuentros que entendimientos. Habría que ver qué pesa más a la hora de confrontarse, si la educación o la política, pues en ocasiones la potencial candidatura se usa como arma perversa para descalificar. Debiera quedar en familia una cosa y la otra, y ejecutar ambos, como parte de un mismo propósito, la política oficial en ese sector. Y la situación no solo se da en el gobierno, sino también en la oposición. El respaldo a su candidata fue aprobado por un organismo, de manera que se tuviera claro que era una decisión de partido y que nadie debía contravenir. Incluso se produjo una situación alentadora de presentar una sola plancha y desistir de lo que se dio por un hecho en principio: dos propuestas por un mismo partido. Evidenciándose que la política influye hasta en los detalles, y así como en los partidos no existe coincidencia de propósitos, tampoco en sus manifestaciones... TRES: ASUMIENDO LO BUENO.- Las encuestas son malas, y diría que más que malas, perversas, si se considera la reacción de cada partido o candidato cuando las que se publican no los favorecen. Las últimas no serían la excepción. Sin embargo, resulta interesante comparar lo que dicen con lo que hacen. Los partidos se dedican ahora, todos, a labores de crecimiento. Los números no daban, y los que se pensaban grandes, pueden serlos respecto a los pequeños o medianos, pero no suficientes para competir con éxito en las elecciones que se avecinan. Por eso buscan la gente o se dejan buscar, pues además es una forma de promoverse y sentirse vivos. No pueden pasarse o gastarse la existencia en lucha interna, en ese round robin de todos contra todos, sino prepararse para las batallas que aguardan afuera, en el escenario nacional. Cuando en el PLD se habla de congreso, entre las  muchas cosas que  se tienen en mente está confeccionar un padrón, y esa tarea implica depurar, sacar o dejar fuera,  pero también facilitar el ingreso de nuevos miembros. El caso de Leonel Fernández y su equipo de campaña que recogen firmas, y esa sería un medio de captar apoyo, pero igual registro propio o especie de  padroncillo. El grupo de Danilo Medina tal vez no haga lo mismo, o no tendría que hacerlo, ya que el gobierno como el imán atrae... CUATRO: HORA DE CRECER DERECHO.- El PRM dejó a medio talle la elaboración de su padrón, y la experiencia de la pasada convención no fue la mejor, pues la prisa nunca es buena consejera. Se habló entonces de alrededor de medio millón de inscritos y las encuestas más generosas lo colocan en un  20 o 22 por ciento. Lo cual no solo es poco, sino que viene siendo --más o menos-- la mitad del PLD, el partido al que se supone deberá ganar. El PRM sin embargo tiene una situación muy especial, y si hiciere el trabajo, tiene de dónde crecer. Uno de sus potenciales candidatos, Luis Abinader, figura con mayores porcentajes, por lo que solo habría que compartir identidad. Que Abinader sea PRM o PRM sea Abinader. A lo que habría que agregar los simpatizantes de Hipólito Mejía, quien en la calle provoca sensación. Lo cierto es que actualmente el PRM se afana en acercarse a la gente, y aun cuando no pueda hablarse de un fenómeno, justo es reconocer que los directivos tienen metas. Hablan de cantidades, y eso no es lo que por el momento importa, sino la conciencia del problema y la necesidad de resolverlo. Además del bono de los adormecidos que despiertan y se integran, o de los oportunistas que se aprovechan de la circunstancia. Hay gente que se inscribe y llega con una candidatura bajo el brazo...

Noticias destacadas