República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Opinión

El movimiento #MeToo y su inminente llegada a RD

Hace unos meses, Estados Unidos se removió con el movimiento “Me Too”. Se trata de una ola de denuncias, inicialmente de mujeres vinculadas a la industria cinematográfica, quienes aseguran han sido víctimas de acoso y abusos sexuales. Una de las acusaciones pioneras la hizo la actriz Rose McGowan, conocida en República Dominicana por su papel […]




Hace unos meses, Estados Unidos se removió con el movimiento “Me Too”. Se trata de una ola de denuncias, inicialmente de mujeres vinculadas a la industria cinematográfica, quienes aseguran han sido víctimas de acoso y abusos sexuales. Una de las acusaciones pioneras la hizo la actriz Rose McGowan, conocida en República Dominicana por su papel en la serie “Hechiceras”, contra el cineasta Harvey Weinstein por exigir favores sexuales a actrices para darle papeles en películas y series. McGowan fue respaldada por su colega Alyssa Milano, quien escribió un tuit invitando a mujeres acosadas a contar su experiencia, sin miedo, usando el hashtag o etiqueta #MeToo. Este mensaje obtuvo miles de respuestas, no sólo en EE.UU, sino en todo el mundo, tanto así que se convirtió en un movimiento, llegando a España, México, Francia e Italia, entre otros, a industrias como la música y actividades como la política. Este movimiento, en algunos casos sus precedentes, ha alcanzado a actores famosos como Kevin Spacey, denunciado por agresión sexual, y Bill Cosby, condenado hasta a 10 años de prisión por violación, pero quien tuvo decenas de denuncias de esta índole. Ahora vemos un nuevo caso: el del juez Brett Kavanaugh, propuesto para el Tribunal Supremo estadounidense, pero contra quien salieron a relucir tres denuncias de abuso sexual. En la República Dominicana, ya se están sintiendo vientos del movimiento #MeToo, aunque indirectamente. Un caso reciente fue la acusación por abuso sexual contra el comunicador Pablo Ross. A raíz de su sometimiento por el Ministerio Público, las comunicadoras Milagro Beras y Carol Pérez denunciaron que ellas también sufrieron esa experiencia. Pero más reciente aún, es la denuncia de la modelo Elena Montero, excandidata al Miss Mundo Dominicana, quien acusó en un medio a Juan Rojas, organizador de concursos de bellezas y director de una agencia de modelo de presuntamente tener una red de prostitución con las chicas que entrena en su agencia de modelos. Y este sábado impactaron las declaraciones de la ministra de la Mujer, Janet Camilo, quien narró a Nuria Piera que en un momento sufrió acoso. A juzgar por lo que ha pasado en otros países, es muy probable que en los próximos días sigamos viendo denuncias de este tipo, que definitivamente el Ministerio Público debe investigar y la sociedad valorar, reinando entre ambos estamentos un clima de comprensión, no de juzgar, que permita que cualquier mujer dominicana acosada o abusada sexualmente se pueda expresar, sin que eso implique una revictimización, donde preguntas como: ¿por qué no habló antes? o ¿cómo andaba vestida?, deben estar totalmente ausentes. Por: Millizen Uribe.

Noticias destacadas