República Digital - Indotel Anuncio

07 de mayo del 2021

Opinión

El procurador no tiene credibilidad

Por: Daniel García Archibald. Muy pocas personas en este país creyeron en la investigación llevada a cabo por el procuradorgeneral de la República, Jean Alain Rodríguez, y su equipo de fiscales especiales en el caso sobre sobornos de Odebrecht. Para la mayoría de los dominicanos, no importa su ideología, fue una investigación sesgada, política, excluyente, que […]




Por: Daniel García Archibald. Muy pocas personas en este país creyeron en la investigación llevada a cabo por el procuradorgeneral de la República, Jean Alain Rodríguez, y su equipo de fiscales especiales en el caso sobre sobornos de Odebrecht. Para la mayoría de los dominicanos, no importa su ideología, fue una investigación sesgada, política, excluyente, que privilegió a algunos y buscó hacer daño a otros. Así lo reflejan todas las encuestas que se han hecho. Un solo caso fue más que contundente para poner al descubierto el plan macabro de los investigadores, con el procurador general a la cabeza. La famosa página 14 del expediente acusatorio revelaba que Punta Catalina había sido sobrevaluada y era parte de los sobornos. La página fue rápidamente retirada, pero ya la pifia era notoria. Y como ningún crimen es perfecto, ahora sale a flote la verdad con el trabajo de un grupo de periodistas de investigación que revelan cómo se pagaron sobornos para lograr un contrato, líneas de crédito y sobrevaluar una obra que se le ha vendido al pueblo dominicano como la salvación en materia eléctrica. Quien dirigió la investigación del caso Odebrecht, primera parte, sería el mismo al que le tocaría hacerlo en esta segunda parte, porque sigue siendo jefe del Ministerio Público. Pero resulta que hoy el procurador general de la República, Janalan, como le llaman algunos, no tiene credibilidad, no goza de la confianza de la población, la gente no le cree, y él lo sabe, y su jefe político, el presidente Danilo Medina, también. Su vacilación para iniciar una investigación en esta segunda parte de Odebrecht, es una clara evidencia de que si este señor es quien encabeza las averiguaciones en el caso de Punta Catalina, hasta los que ya han renunciado a sus puestos admitiendo haber recibido sobornos a través de sus empresas, quedarán fuera del expediente y veremos incluidos en el mismo a chivos expiatorios, como ha ocurrido con algunos de los acusados en la primera parte. En Odebrecht primera parte, vimos a un Ministerio Público actuar rápidamente, en forma desconsiderada, haciendo allanamientos, ordenando prisión, humillando y dañando honras. Sin embargo el subadministrador del Banreservas, José Manuel Guzmán, y el presidente del Consejo de Directores de la Bolsa de Valores de República Dominicana, Gregory Salcedo Llibre, renunciaron a sus puestos, por supuestamente ellos o sus empresas estar vinculados a los sobornos de Punta Catalina.

Noticias destacadas