República Digital - Indotel Anuncio

13 de mayo del 2021

Mundiales

El Salvador: MSF suspende actividades tras ataque armado

 Proporcionado por dw.com Foto de archivo MSF suspendió temporalmente sus actividades en El Salvador mientras evalúa el ataque de un grupo armado contra una ambulancia en la que se movilizaban dos profesionales de Salud la madrugada de este domingo (31.01.2021), informó el coordinador del organismo en el país, Luis Romero. «Todas nuestras actividades médicas están suspendidas, […]




 Proporcionado por dw.com Foto de archivo

MSF suspendió temporalmente sus actividades en El Salvador mientras evalúa el ataque de un grupo armado contra una ambulancia en la que se movilizaban dos profesionales de Salud la madrugada de este domingo (31.01.2021), informó el coordinador del organismo en el país, Luis Romero.

«Todas nuestras actividades médicas están suspendidas, pero no canceladas, hasta poder indagar al respecto y saber que nuestras intervenciones se puedan llevar a cabo en seguridad», aseguró Romero y detalló que el equipo agredido estaba formado por un médico y un auxiliar de enfermería, quienes se «encuentran estables y se les está dando seguimiento médico».

El equipo se dirigía en una ambulancia de MSF a brindar asistencia en una zona populosa del centro de El Salvador. El vocero de MSF señaló que el ataque se registró a las 03.00 hora local (09.00 GMT) de este domingo en la localidad de Ilopango, cercana a la capital San Salvador.

Romero indicó que sus compañeros, «después del hecho violento, fueron atendidos por el personal médico de MSF y se coordinó el traslado y la atención médica en un hospital», sin detallar el tipo de lesiones que recibieron. «Estamos indignados y tristes y hacemos un llamado a los actores armados en el país a respetar la misión médica. Nuestra acción es neutral, imparcial e independiente y brindamos ayuda a las personas en la hora de su mayor necesidad», dijo Romero.

La misión de MSF brinda asistencia médica y humanitaria en medio de la pandemia de COVID-19 en comunidades populosas en las cercanías a la capital, donde difícilmente llegan los servicios públicos de sanidad por la presencia de pandillas.

Pese a una sensible baja en la violencia en los últimos años, El Salvador es asediado por la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, pandillas que poseen unos 60.000 miembros distribuidos en más de 600 células a nivel nacional. Estas bandas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro Administraciones.

ama (efe, afp)

Noticias destacadas