República Digital - Indotel Anuncio

12 de mayo del 2021

Política

El show de Botello sigue

Por Claudio Acosta No es de extrañar que el show de mal gusto ofrecido por el diputado reformista Pedro Botello y el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, se hiciera viral en las redes sociales, pues no siempre el morbo nacional tiene la oportunidad de ver cómo un pleito de comadres de barrio, con […]




Por Claudio Acosta

No es de extrañar que el show de mal gusto ofrecido por el diputado reformista Pedro Botello y el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, se hiciera viral en las redes sociales, pues no siempre el morbo nacional tiene la oportunidad de ver cómo un pleito de comadres de barrio, con insultos incluidos, rompe la solemnidad que debe primar en las sesiones del Congreso Nacional.

Que el representante de La Romana vuelva a ser protagonista de un comportamiento impropio de su investidura tampoco sorprende, pues de quien encabeza una turba de tígueres para presionar mediante la violencia y los insultos a sus compañeros, de lo que no ha dado muestras de arrepentimiento sino todo lo contrario, debe esperarse cualquier cosa, sobre todo si ese censurable comportamiento no tiene ningún tipo de consecuencias.

Ayer el presidente de la Comisión de Disciplina de la Cámara de Diputados, Sandro Sánchez, advirtió que Botello tendrá que pagar las consecuencias de sus malas actuaciones dentro y fuera del hemiciclo, pero del dicho al hecho sigue habiendo, todavía, un trecho demasiado largo, lo que este aprovecha para seguir haciendo de las suyas.

¿Por qué los miembros de esa Comisión mamonean tanto? ¿A qué es que le tienen miedo y qué es lo que esperan?

¿Qué le falta hacer a Botello para que se le apliquen las sanciones que prevé el reglamento interno de la Cámara Baja, que van desde la exclusión de las comisiones hasta su expulsión?

¿O será que el espíritu de cuerpo es tan fuerte que está por encima de ese reglamento y hasta de la mas elemental decencia que debe normar el comportamiento de un legislador, llámese como se llame?

Mientras tanto esa falta de acción, ese cruzarse de brazos, está mostrando desagradables efectos, pues lo que vimos en la sesión del pasado miércoles indica que la Cámara de Diputados se está “botellizando” sin que los principales afectados hagan nada para evitarlo.

Noticias destacadas