República Digital - Indotel Anuncio

20 de abril del 2021

Opinión

El teatro del Procurador

Alfredo Freites. El procurador general Jean Alain Rodríguez debe ser incluido entre los calificados para recibir el Gran Soberano. Interpreta a cabalidad el despistado. Ahora hacer circular la bola de que se pretende desacreditarlo poniendo a circular noticias falsas en torno a sus manejos con Odebrecht. Lo de Jean Alain es puro teatro. Su actuación […]




Alfredo Freites.
El procurador general Jean Alain Rodríguez debe ser incluido entre los calificados para recibir el Gran Soberano. Interpreta a cabalidad el despistado. Ahora hacer circular la bola de que se pretende desacreditarlo poniendo a circular noticias falsas en torno a sus manejos con Odebrecht. Lo de Jean Alain es puro teatro. Su actuación lo califica para el premio anual a los artistas nacionales. La obra El Soborno de Odebrecht ha culpabilizado al gobierno. El parece ignorarlo. Ya no hace falta juicio ni indultos. El público pasó de la percepción a la condena. Las autoridades podrían avanzar en las pesquisas pero no van a borrar de la mente de las personas lo que creen tener por sabido. Se ha manejado el escándalo con torpeza. No obstante haber tenido tiempo suficiente para enfrentar el caso, dejó la pelota  adentrarse en la cancha propia. Hace más de dos años que en Brasil detonó el escándalo y hubo apresamientos, condenas y prisión para algunos implicados y el tema sigue. Sin embargo, las autoridades locales tratan de ganar tiempo con la inercia.
Poner a circular la bola de que los fiscales en el caso manejan “la teoría de que hay en marcha un plan para desacreditar al Procurador e interrumpir las investigaciones” es más de los mismo. Así como alegar que la trama es impulsada “por políticos y empresarios que tendrían responsabilidad penal en los sobornos que esta empresa admitió haber pagado en el país”. Como es un argumento inválido dejan correr la especie de que “es una teoría”. Si fuera cierto lo de la trama podrían tirar  del hilo del conductor del complot  y apresar a los culpables. Es risible lo que hacen publicar. Este argumento es ridículo, torpe, infeliz y carente de credibilidad. Seguir dándole largas al asunto, en espera que algo  cambie el curso del descrédito, es una imprudente decisión. Jean Alain Rodriguez, sus jefes y asesores tienen que saber que el pueblo no es tonto. Este entramado de corrupción pasó de manchar una administración gubernamental a mojar las patas en que se asienta su partido. No es raro que algunos dirigentes del PLD estén saltando del barco y rompan la unidad de la tropa. Saben que no es con burbujas ni cuentos de duendes que saltarán el atolladero. Esta “teoría de un complot”  es una patraña o una fábula deshilvanada. Lo del procurador me parece puro teatro.

Noticias destacadas