República Digital - Indotel Anuncio

14 de abril del 2021

Opinión

El valor de la solidaridad

Rudy L. González. La vulnerabilidad del hombre, de las naciones, aún las más desarrolladas y organizadas ante los efectos devastadores de los fenómenos naturales –huracanes, terremotos, tornados, etc.– ha quedado evidenciado nueva vez en estos días, con el saldo de muertes y millonarias pérdidas a la propiedad pública y privada en esta parte del mundo. […]




Rudy L. González.
La vulnerabilidad del hombre, de las naciones, aún las más desarrolladas y organizadas ante los efectos devastadores de los fenómenos naturales --huracanes, terremotos, tornados, etc.-- ha quedado evidenciado nueva vez en estos días, con el saldo de muertes y millonarias pérdidas a la propiedad pública y privada en esta parte del mundo. En poco más de un mes sufrimos el huracán Harvey, en Texas, Estados Unidos; el huracán Irma, en el Caribe y La Florida, Estados Unidos; los terremotos en México, uno magnitud 8,2 y el otro magnitud 7,1; el huracán María, arrasando Puerto Rico y causando serios estragos en República Dominicana. En estos momentos de dificultades colectivas es donde los pueblos se crecen, donde los gobernantes y gobernados unen esfuerzos para enfrentar sus calamidades como nación, sin rivalidades partidarias, clases sociales, ni colores deportivas, de raza o religión. Son aleccionadoras las muestras de solidaridad con México, a consecuencia de los destrozos que provocaron los seguidos terremotos, el apoyo a Puerto Rico y las islas de las Antillas menores no es menor.
Los dominicanos somos reconocidos por ser altamente solidarios, no solo con los propios, sino también con vecinos de diferentes latitudes. Algunos, penosamente, critican que enviemos ayuda a otros que hoy padecen los rigores del paso de los huracanes y terremotos de las últimas semanas. El país, con el Gobierno a la cabeza, se ha volcado a dar una mano de las miles de familias que han perdido sus viviendas, enseres, plantaciones agrícolas, etc. por los efectos de las lluvias y los vientos de los huracanes Irma y María. Hay muchas formas de mostrar solidaridad. Por ejemplo, el fin de semana pasada vi a un grupo de jóvenes, evidentemente de clase media y/o media alta, que bajo la lluvia mostraban cartelones con frases alusivas a tener fe y esperanza, basados en el cristianismo. Le pregunté a uno de esos jóvenes porque hacían eso, si recolectaban algo, y su respuesta fue directa: “esto es gratis, porque queremos que se salven, como nosotros tenemos las esperanzas de lograrlo”. La Madre Teresa de Calcuta decía que el significado de la solidaridad se enmarca no el dar lo que le sobra, si no en compartir lo que se tiene, por poco que sea. No importan las críticas la solidaridad será siempre una de las demostraciones más valiosas del ser humano. Practíquela y verá.

Noticias destacadas