04 de agosto del 2021

Política

Elecciones en Israel: Netanyahu lidera pero enfrenta dificultades para formar Gobierno

 REUTERS – RONEN ZVULUN El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y su esposa Sara en un colegio electoral en Jerusalén, el 23 de marzo de 2021. El partido del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, obtendría 30 escaños en el Parlamento israelí (Knéset) con el 87,5% escrutado. Este resultado supondría una caída de seis escaños respecto […]




 REUTERS – RONEN ZVULUN El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y su esposa Sara en un colegio electoral en Jerusalén, el 23 de marzo de 2021.

El partido del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, obtendría 30 escaños en el Parlamento israelí (Knéset) con el 87,5% escrutado. Este resultado supondría una caída de seis escaños respecto a las anteriores elecciones, por lo que Netanyahu deberá buscar una hipotética coalición de gobierno que podría incluir al partido islamista Raam junto a conservadores y ultraortodoxos. Los resultados oficiales se podrían demorar hasta el viernes.

El primer ministro Benjamin Netanyahu acudía a estas elecciones con la gestión de la vacunación como bandera. Sin embargo, atosigado por los casos de corrupción que le persiguen, Netanyahu habría perdido seis escaños pese a la citada gestión, según las previsiones hechas con el 87,5% de los votos escrutados.

Su partido, el derechista Likud, se haría con 30 escaños en el Parlamento israelí (Knéset) frente a los 36 de la anterior legislatura, lo que imposibilitaría una coalición de gobierno junto a conservadores, ultraortodoxos y el previsible apoyo del derechista Yasmina – de su antiguo aliado y ahora crítico Baftali Bennett -, dado que juntos no lograrían la ansiada mayoría absoluta de 61 escaños.

El bloqueo político sigue, por tanto, instaurado en Israel tras las cuartas elecciones en menos de dos años. La esperanza de Netanyahu podría pasar por el partido árabe islamista Raam o Lista Árabe Unida, que podría entrar en el parlamento con un discurso que promueve la cooperación con Netanyahu para solucionar los problemas de la minoría árabe en el país.

“No estamos en el bolsillo de nadie”

El líder de este partido islamista conservador, Manosur Abbas, de 46 años, defendió trabajar con Netanyahu para defender los intereses de una minoría árabe que actualmente representa al 21% de los habitantes del país. Esta postura obligó a la facción de Abbas a separarse de la lista conjunta de partidos árabes en Israel.

«No estamos en el bolsillo de nadie. Estamos preparados para comprometernos con ambas partes (Netanyahu y Lapid)», dijo Abbas a la estación de radio 103 FM de Tel Aviv. La otra parte, la oposición a Netanyahu, quedará liderada por el partido centrista Yesh Atid, de Yair Lapid, que contaría con 18 escaños, según lo escrutado hasta ahora.

En este bando opositor quedarían también como cuarto y quinto partidos del Parlamento el centro izquierda representado por el Partido Laborista y el Azul y Blanco de Benny Gantz, el exmilitar que había llegado a un acuerdo con Netanyahu para dividirse el poder en la anterior y fracasada legislatura.

Se espera que en la tarde del miércoles el Comité Electoral israelí termine el recuento de los votos regulares, en unas elecciones en las que han votado el 67,2% de los israelíes, la cifra más baja desde 2013.

Los resultados definitivos, sin embargo no llegarían hasta el viernes, una vez sumadas las 450.000 papeletas llamadas de «doble sobre», correspondientes a diplomáticos, militares y contagiados de coronavirus o ciudadanos en cuarentena.

Con Reuters, AP y EFE.

Noticias destacadas