República Digital - Indotel Anuncio

12 de abril del 2021

Opinión

Elecciones en tiempo de redes

Pablo McKinney.  En 2007, el candidato Barack Obama rompió uno de los rituales de las campañas electorales en Estados Unidos que consistía en visitar a la junta de editorialistas del New York Times, que, luego de escuchar las propuestas de los candidatos, decidía si endosaba o no sus aspiraciones. Gracias a ese “Endosement”, Kennedy, Carter […]




Pablo McKinney.
 En 2007, el candidato Barack Obama rompió uno de los rituales de las campañas electorales en Estados Unidos que consistía en visitar a la junta de editorialistas del New York Times, que, luego de escuchar las propuestas de los candidatos, decidía si endosaba o no sus aspiraciones. Gracias a ese “Endosement”, Kennedy, Carter y Clinton llegaron a la Casa Blanca. Pero, ¿por qué decidió Obama no cumplir con el peregrinaje al NYT para visitar la sede de Google, en Silicon Valley? Porque ante la influencia arrolladora de las nuevas tecnologías de la información (NTI) en EE UU se había pasado de la teledemocracia apoyada en los diarios tradicionales a la ciberdemocracia, con las redes sociales como bandera. Como es harto conocido, en su encuentro Obama logró cautivar a la familia Google y, de paso, fortaleció sus relaciones con la comunidad tecnológica de Silicon Valley, la biblioteca de Alejandría del siglo XXI. Casi 12 años después de aquella visita, Google es ya el dios, padre y espíritu del nuevo mundo que incluye a la República Dominicana, a quien la unidad de inteligencia de la revista The Economist acaba de colocar en la posición 10 (entre 100 países evaluados) en capacidad, habilidades y política de apoyo para acceder a internet. Ya en 2017, un estudio del Observatorio de Medios Digitales Dominicanos mostraba que en nuestro país “la Internet tiene una penetración de 67%, por encima del promedio en la región que es de 62%”. Si esto le sumamos los esfuerzos del Indotel y el programa República Digital para democratizar el uso de la internet, hablamos de que, para 2020, el impacto de las nuevas tecnologías y las plataformas informativas de la red serán fundamentales en las elecciones de ese año. Allá lejos va quedando la democracia de tinta y papel para dar paso a la ciberdemocracia y sus poderes: a una teledemocracia que todavía es determinante en la lucha política electoral de nuestro país, y a unas omnipresentes NTI, con sus redes sociales y sus plataformas informativas, con su democratización de la información, con su inmediatez, pero también con su sobreinformación atrapada en el cedazo cínico y fundamentalista de la posverdad y la fake news. De ellas volveremos a hablar, y más ahora que la JCE acaba de anunciar la creación de una unidad de seguimiento de redes sociales.

Noticias destacadas