República Digital - Indotel Anuncio

14 de abril del 2021

Economía

Eliminar las pensiones privilegiadas

Por ARISMENDI DIAZ SANTANA.     El cambio que los dominicanos demandamos del presidente Abinader implica, eliminar los planes de retiro privilegiados financiados por el Estado; pensionar a los ex trabajadores cañeros, otorgar más pensiones solidarias y actualizar las pensiones existentes Las pensiones onerosas y privilegiadas se repiten constantemente porque el sistema de reparto las asigna sin ninguna […]




El cambio que los dominicanos demandamos del presidente Abinader implica, eliminar los planes de retiro privilegiados financiados por el Estado; pensionar a los ex trabajadores cañeros, otorgar más pensiones solidarias y actualizar las pensiones existentes

Las pensiones onerosas y privilegiadas se repiten constantemente porque el sistema de reparto las asigna sin ninguna correspondencia con los aportes durante la vida laboral. Son el resultado de su auto exclusión del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), para evadir la solidaridad social y disfrutar de escandalosos privilegios.

Se otorgan en el Banco Central y de Reservas, en la JCE, en las superintendencias, en el Poder Judicial, en la Cámara de Cuentas, y en el Congreso Nacional, y también la disfrutan los favoritos del poder político. Estos funcionarios se pensionan con un alto porcentaje en base al último salario sobre el cual casi nunca cotizaron. Además, incluye a artistas y deportistas que nunca laboraron, quienes reciben pensiones muy superiores a las de cientos de miles de empleados públicos con dos y tres décadas de servicio y aportes. Obviamente, estos privilegios representan un costo muy excesivo, cubierto por el Estado Dominicano con los impuestos de todos los dominicanos. Mientras tanto, el poder adquisitivo de la gran mayoría de los pensionados y jubilados desciende porque no se cumple con los artículos 43, 44 y 51 de la Ley 87-01 que dispone su actualización periódica de acuerdo al índice de precios al consumidor. En contraste, desde hace más de 17 años cientos de miles de envejecientes esperan una pensión solidaria, según lo establece el artículo 63 de la Ley de Seguridad Social. Estas escandalosas pensiones acentúan aún más las desigualdades sociales contraviniendo la Constitución. Lo más paradójico es que, en la práctica, esa élite es la verdadera beneficiaria de las pensiones subsidiadas ya que, el Estado tiene que cubrir la enorme brecha entre lo que realmente aportaron al plan de retiro y los privilegios que recibirán de por vida. Es la ley del embudo. El cambio que los dominicanos demandamos del presidente Luis Abinader implica eliminar todos los planes de retiro privilegiados financiados por el Estado, pensionar a miles de ex trabajadores cañeros, otorgar más pensiones solidarias a los pobres y actualizar el monto de todas las pensiones, para evitar más miseria e indigencia.

Noticias destacadas