República Digital - Indotel Anuncio

19 de abril del 2021

Política

En clave de decidir

Orlando Gil. El encuentro entre los presidentes del Tribunal Superior Electoral y Junta Central Electoral debió haberse realizado hace tiempo, viendo lo rápido de la precampaña y cerca de la campaña y las elecciones. La segunda es clave en la organización y la primera decisiva en lo contencioso, y más en una época en que […]




Orlando Gil.
El encuentro entre los presidentes del Tribunal Superior Electoral y Junta Central Electoral debió haberse realizado hace tiempo, viendo lo rápido de la precampaña y cerca de la campaña y las elecciones. La segunda es clave en la organización y la primera decisiva en lo contencioso, y más en una época en que nadie se queda topado. La reunión fue oportuna y sirvió para ajustar los relojes a la manera de los avengers. Así salen y regresan en espacio y tiempo determinados. ¿De qué hablaron, pues no fue cosa de beberse un café y luego te veo, sino de una conversación institucional, a fondo y sin horario medido? Cada cual llevó su pliego y fue recibido con el correspondiente, de modo que ninguno improvisó y nada se olvidó. Por ejemplo. La Junta quisiera que los fallos fueran pronto y dentro de los plazos, pues si fueran a lo loco y sin tomar en consideración el calendario establecido, podría alterarse o desestabilizarse el proceso. Que podría darse el caso de que las listas estén cargadas como definitivas y se haga difícil o imposible modificarlas por razones administrativas o logísticas. Esto es, que podría llegar un momento en que no se puedan aplicar las sentencias. ¿Qué pasaría entonces, o qué importaría más, si la dificultad material de la Junta Central Electoral o el derecho que ampara el Tribunal Superior Electoral? Todo podría suceder y lo mejor sería írsele alante a los inconvenientes, pues al final JCE y TSE coinciden en propósitos y trabajan con fines parecidos. El TSE por su parte se impone el encargo de capacitar el personal de las juntas provinciales y municipales en materia de justicia electoral. Muchas situaciones pueden resolverse por allá sin tener que acudir a los órganos centrales, con lo que se ganaría tiempo. La coordinación por tanto fue montada, y de seguro cada institución dará seguimiento y cumplirá con el compromiso, contribuyendo a la credibilidad y confianza del proceso eleccionario. Julio César Castaños y Román Jáquez hicieron bien en verse las caras y darse las manos.

Noticias destacadas