República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Economía

En el sector eléctrico, la reversa es el Cambio

Ocho (8) meses de gobierno (violín) y siguen actuando como si estuvieran todavía en la oposición (guitarra). Por BERNARDO CASTELLANOS Los medios de comunicación, recogen diferentes declaraciones de los funcionarios del sector eléctrico, incluyendo ruedas de prensa en el Palacio Nacional (Enero 7 2021), donde se afirma de manera categórica y enfática, de los avances, reducciones […]




Ocho (8) meses de gobierno (violín) y siguen actuando como si estuvieran todavía en la oposición (guitarra).

Por BERNARDO CASTELLANOS

Los medios de comunicación, recogen diferentes declaraciones de los funcionarios del sector eléctrico, incluyendo ruedas de prensa en el Palacio Nacional (Enero 7 2021), donde se afirma de manera categórica y enfática, de los avances, reducciones de gastos corrientes y de una gestión más eficiente, que experimenta el sector eléctrico, en especial las distribuidoras, en la actual gestión de gobierno. (https://acento.com.do/el-financiero/gobierno-defiende-gestion-en-edes-con-ahorro-de-191-mm-en-gastos-operativos-y-1600-empleados-menos-8899951.html).

Recientemente, la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), ha publicado el Informe de Desempeño del Sector Eléctrico Octubre–Diciembre 2020, el cual está incompleto, pues inexplicablemente, injustificablemente, faltan las informaciones relativas a la CDEEE, a la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID), a la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED), Deuda de las Distribuidoras y CDEEE,lo que constituye una actitud cuestionable y sospechosa, desde el punto de vista de la transparencia y la ética con la que deben manejarse las instituciones públicas.

¿Por qué se omiten informaciones importantes sobre las demás empresas eléctricas estatales, que antes se hacían del conocimiento público? ¿Cuál es el objetivo, fin, de esta opacidad y omisión voluntaria? ¿Qué se persigue? ¿Qué se quiere ocultar? ¿A qué se debe la opacidad de las informaciones? ¿Por qué eliminar una práctica que solo contribuía con la trasparencia del sector eléctrico y de las empresas eléctricas estatales? ¿Es que acaso se le teme al control y fiscalización social, para evitar que no puedan contrastarse, las declaraciones oficiales con la realidad fría de los números?

Las cifras oficiales publicadas en el referido informe de la CDEEE, permitirán contrastar si las declaraciones entusiastas, llenas de euforia, emitidas por los funcionarios del sector eléctrico, sobre los supuestos avances experimentados en la presente gestión gubernamental, se corresponden con la verdad que arrojan las estadísticas y números fríos oficiales.

El siguiente Cuadro, muestra los valores de algunos indicadores de las tres (3) distribuidoras, publicados en el Informe de Desempeño del Sector Eléctrico Octubre–Diciembre 2020, en los meses de Julio 2020, ultimo mes completo de la administración pasada y Diciembre 2020, el cual corresponde a la gestión de las actuales autoridades.

  • En Diciembre 2020, la compra de energía por parte de las de las tres (3) distribuidoras a los generadores, disminuyó en alrededor de un 15%, equivalentes a unos 216 millones de kilovatio hora, con relación a Julio 2020, a pesar de que en Diciembre se produjo un incremento de la actividad económica del país por motivo de las navidades.
  • La energía facturada en Diciembre del 2020, por las de las tres (3) distribuidoras a los clientes regulados, en términos de kilovatios hora, disminuyó en alrededor de un 13%, equivalente a unos 123 millones de kilovatio hora, con relación a Julio 2020. Si la facturación disminuye, también disminuyen los cobros, pues para poder cobrar, primero hay que facturar.
  • En Diciembre 2020, la energía facturada por las de las tres (3) distribuidoras a los clientes regulados, en términos de dinero, disminuyó en alrededor de un 18%, equivalente a unos veinticuatro (24) millones de dólares, con relación a Julio 2020. Si la facturación disminuye, también disminuyen los cobros, pues para poder cobrar, primero hay que facturar.
  • Los cobros de las de las tres (3) distribuidoras en Diciembre 2020, disminuyeron en alrededor de un 2%, equivalente a unos 2.5 millones de dólares, con relación a Julio 2020. Esta disminución en los cobros es una consecuencia directa de la disminución en la facturación. Esta cifra contrasta con las declaraciones entusiastas y eufóricas ofrecidas por las autoridades del sector eléctrico (Enero 8 2021), cuando afirmaron que los cobros habían aumentado a un 99% (https://www.diariolibre.com/economia/gobierno-dice-cobro-de-energia-ha-aumentado-a-casi-un-99-LF23628399).
  • Los gastos operativos de las de las tres (3) distribuidoras en Diciembre 2020, aumentaron en alrededor de un 16.50%, equivalente a unos cinco (5) millones de dólares, con relación a Julio 2020. Este aumento en los gastos operativos de las distribuidoras, ocurre al mismo tiempo que las autoridades del sector eléctrico, anunciaron en Diciembre 2020, con bombos y platillos, ahorros por mas de tres mil millones de pesos (https://acento.com.do/el-financiero/aseguran-que-las-edes-se-han-ahorrado-mas-de-rd3000-millones-en-cuatro-meses-8891900.html).
  • El gasto en nómina de las tres (3) distribuidoras en Diciembre 2020, aumentó en alrededor de un 55%, equivalente a unos cinco (5) millones de dólares, con relación a Julio 2020. Esta estadística contrasta enormemente con la euforia y entusiasmo de los funcionarios del sector eléctrico, quienes llegaron a afirmar que se había producido una reducción significativa en el gasto en nómina de las distribuidoras.
  • Las inversiones en reducción de perdidas realizadas por las de las tres (3) distribuidoras en Diciembre 2020, disminuyeron en alrededor de un 54%, equivalente a unos siete (7) millones de dólares, con relación a Julio 2020. ¿Cómo se pretende reducir las enormes pérdidas totales (energía cobrada menos energía comprada) de las distribuidoras, las cuales sobrepasan el 30%, si la inversión en reducción de perdidas en vez de aumentar, disminuye?
  • La cantidad de empleados de las de las tres (3) distribuidoras en Diciembre 2020, ocho mil setecientos noventa y seis (8,796), aumentó en alrededor de un 1%, equivalente a ciento un (101) empleados, con relación a Julio 2020.En Agosto 2020, la cantidad de empleados en las tres (3) distribuidoras era de ocho mil quinientos setenta y nueve (8,579), comenzando un aumento sostenido, a partir de Septiembre 2020, donde la cantidad de empleados en las distribuidoras, ha venido aumentando mes a mes, con ocho mil quinientos ochenta y ocho (8,588) en Septiembre, ocho mil quinientos noventa y dos (8,592) en Octubre, ocho mil seiscientos noventa y ocho (8,698) en Noviembre y ocho mil setecientos noventa y seis (8,796) en Diciembre. Según el Estudio de Tarifa Técnica elaborado por la firma chilena INECON de fecha Julio 2016, las tres (3) distribuidoras, para operar y gestionar las empresas de manera eficiente, solo necesitan unos mil ochocientos treinta y cuatro (1,834). Esto significa, que en la actualidad, las tres (3) distribuidoras operan con una cantidad de empleados que es alrededor de cinco (5) veces mayor que lo que requieren, para gestionar las empresas de manera eficiente.

En Diciembre 2020, las pérdidas totales (energía cobrada menos energía comprada) de las tres (3) distribuidoras, aumentó en alrededor de un 5%, pasando de 35.10 % en Julio 2020, a 36.70%, en Diciembre 2020, para a un incremento de más de 2.6 puntos porcentuales.

Las actuales autoridades del sector eléctrico, siguen atribuyendo los problemas financieros y de gestión de las distribuidoras, a la tarifa eléctrica (https://eldia.com.do/consejo-de-edes-afirma-el-pais-debe-revisar-la-tarifa-electrica/).

Ocho (8) meses de gobierno (violín) y siguen actuando como si estuvieran todavía en la oposición (guitarra). Denuncian los supuestos problemas, pero no actúan.

No hablan del exceso de empleados, cerca de cinco (5) veces lo que deberían tener unas distribuidoras gestionadas racional y eficientemente, ni hablan tampoco, del exceso de empleomanía, del exceso de gastos corrientes, ni hablan tampoco, de las altas pérdidas totales (energía cobrada menos energía comprada), la cual en Diciembre 2020 era alrededor del 37%.

La misma cantaleta de siempre, el problema para los funcionarios, ahora que son gobierno, es la tarifa eléctrica, mientras que cuando eran oposición, el problema era el exceso de empleomanía y gastos corrientes, pésima gestión, ineficiencia y altas pérdidas de las tres (3) distribuidoras.

El subsidio que otorga el gobierno al sector eléctrico no es a la tarifa eléctrica, sino a la pésima gestión, ineficiencia, exceso de empleomanía, exceso de gastos corrientes y altas pérdidas totales, de las tres (3) distribuidoras.

A pesar de que, el desastre financiero, de gestión, de exceso de gastos corrientes, de exceso de empleomanía y altas perdidas, prevalece y persiste las distribuidoras, las autoridades del sector eléctrico anuncian, sin el menor rubor, que no descartan subir la tarifa eléctrica (https://hoy.com.do/no-descartan-realizar-ajustes-en-la-tarifa-electrica/), mientras cuando eran oposición, y tocando la guitarra, exigían y emplazaban al gobierno de entonces, de una manera, contundente, categórica y firme, una rebaja inmediata en la tarifa eléctrica de por lo menos un 25% (https://acento.com.do/economia/prm-y-abinader-demandan-rebajar-la-tarifa-electrica-al-menos-en-25-8284667.html).

No existe tarifa eléctrica en el mundo que pueda y sea capaz de cubrir lapésima gestión, ineficiencia, exceso de empleomanía, exceso de gastos corrientes y altas pérdidas totales de las distribuidoras.

Solo a quienes viven en una burbuja, aislados de la realidad, disfrutando de altos salarios y de las mieles del poder, se les puede ocurrir pensar y plantear la posibilidad, de subir la tarifa eléctrica, en medio de tanta ineficiencia, pésima gestión, altas perdidas, exceso de empleomanía y gastos corrientes de las distribuidoras.

Mientras el sector eléctrico siga siendo un desastre y desorden, con las distribuidoras presentando exceso de empleomanía, exceso de gastos corrientes, altas perdidas, ineficiencia, pésima gestión y altas pérdidas totales, ni el gobierno, ni las autoridades del sector eléctrico, tienen la autoridad y calidad moral, para plantear la posibilidad, de subir la tarifa eléctrica a la población, quien en lugar de ser responsables del desastre eléctrico, son víctimas de este.

A ocho (8) meses de gestión del presente gobierno, las actuales autoridades del sector eléctrico no han dado ninguna señal de que la ineficiencia, pésima gestión, exceso de empleomanía, exceso de gastos corrientes y altas pérdidas totales de las distribuidoras, que son las únicas responsables del hoyo y sangría financiera al presupuesto de la nación, vayan a tener un punto de inflexión, que revierta en el corto y mediano plazo, el desastre financiero y de gestión de las distribuidoras,el cual se pone en evidencia de manifiesto, con las cifras oficiales publicadas por CDEEE en el Informe de Desempeño del Sector Eléctrico Octubre-Diciembre 2020.

A pesar de las promesas y compromisos asumidos durante la campaña electoral, de reducir drásticamente los gastos corrientes de las tres (3) distribuidoras, hoy día esas prácticas dañinas y perjudiciales a la economía nacional, prevalecen, sin que se vislumbre ninguna luz en el oscuro túnel del sector eléctrico.

¿Podrán las actuales autoridades del sector eléctrico y las distribuidoras, revertir el exceso de empleomanía y gastos corrientes de esas empresas, cuando al mismo tiempo y de manera simultánea, están sometidos a fuertes presiones por parte de la militancia del Partido Revolucionario Moderno (PRM), para la obtención de empleos?

Definitivamente, de la comparación de algunos indicadores de las distribuidoras en Diciembre 2020, con Julio 2020, obtenidos de los datos oficiales publicados por la CDEEE en el Informe de Desempeño del Sector Eléctrico Octubre–Diciembre 2020, podemos concluir. De manera fácil y obvia, que EN EL SECTOR ELÉCTRICO, EL CAMBIO ES MÁS DE LO MISMO, LA REVERSA ES EL CAMBIO.

Noticias destacadas