República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Política

En juego y riesgo

Luis Encarnación Pimentel. Un desacuerdo en extremo en la cúpula por los temas del “transitorio”, la “habilitación”, alientos de reelección o por un eventual intento superior de cerrarle el paso a Leonel, definitivamente, divide al PLD y lo saca del poder. Un Danilo y Leonel  enfrentados -y si fuere un caso insalvable- no irían muy […]




Luis Encarnación Pimentel.
Un desacuerdo en extremo en la cúpula por los temas del “transitorio”, la “habilitación”, alientos de reelección o por un eventual intento superior de cerrarle el paso a Leonel, definitivamente, divide al PLD y lo saca del poder. Un Danilo y Leonel  enfrentados -y si fuere un caso insalvable- no irían muy lejos, porque el éxito en las urnas encontraría otro dueño. Luis Abinader y el PRM  saben muy bien que con el liderazgo morado dividido, a lo menos que eso pudiera empujar el proceso electoral es a una segunda vuelta, que significaría la única ventana por la que la oposición política pudiera colocarse. Por eso la estrategia -correcta, políticamente hablando- de bajar la guardia  a Danilo y al gobierno, de darle “una ayudita” para aprobar la Ley de Partidos en la dirección que se aprobó y, más aun, de estar en disposición (como ha trascendido) de aportar los votos de la organización para cualquier modificación constitucional en que se embarcare el Congreso en un futuro inmediato (?). Para no aparecer de brazos cruzados -que no lo está- el casi seguro candidato del PRM  se ha decidido, como ya dijéramos, por hacer algunas propuestas, como las de reformar la ley de hidrocarburos y bajar un 30% a los artículos de primera necesidad. Lo de proponer, en vez de criticar está bien, muy  bien, solo que el aspirante debe cuidarse de ofrecer o proponer algunas cosas que son inaplicables e imposible de cumplir, como lo de bajar los precios de los artículos, que ningún gobierno puede hacer por decreto, a fin de que no caiga en el error del discurso demagógico de los políticos tradicionales. Lo de la “habilitación”, aunque sin reelección para el 20, parece ir en firme, sin medir riesgos ni consecuencias, porque un aspecto de la estrategia oficial sería que no vaya ni Danilo ni Leonel (¿). Ese y otros puntos fueron tratados en una reunión de hace un par de semanas  en la avenida Anacaona, en el apartamento de un influyente ministro que tiene que ver con construcción y mantenimiento de estructuras públicas. Dato: como  los lanzados a ruedo no marcan y Leonel ha dicho que “no hay marcha atrás”, se ha hablado hasta de apoyar a doña Margarita, para poner en aprietos y comprometer a su esposo. ¿Una cuña del mismo palo? Veremos, porque ella, a la Senaduría, preferiría volver a ser Primera Dama (¿). encar-medios@hotmail.com

Noticias destacadas