República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Opinión

En la ruta del cambio predecible

Por Luis Scheker Ortiz. En su muy ponderado y acertado discurso, el presidente del Senado de la República y de la Asamblea Nacional de ambas cámaras legislativas, Ing. Eduardo Estrella Virella, senador por la Provincia de Santiago, al darle la bienvenida al Lic. Luis Abinader Corona para su juramentación como Presidente de la República, conforme […]




Por Luis Scheker Ortiz. En su muy ponderado y acertado discurso, el presidente del Senado de la República y de la Asamblea Nacional de ambas cámaras legislativas, Ing. Eduardo Estrella Virella, senador por la Provincia de Santiago, al darle la bienvenida al Lic. Luis Abinader Corona para su juramentación como Presidente de la República, conforme con lo previsto en la Constitución, aireando el desaire dejado por el Lic. Danilo Medina, quien en una un acto insólito nunca visto incumplió con su obligación. El presidente del Senado abrió las puertas del cambio institucional que demanda el pueblo soberano acorde con lo prescrito en el artículo 4 de la Constitución que divide el gobierno de la nación en tres Poderes del Estado: Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial, separados e independientes, uno del otro, en el ejercicio de sus respectivas funciones y atribuciones siempre enmarcado en un equilibrado sistema de peso y contrapeso (Montesquieu) que garantice la estabilidad institucional y política de la nación. A seguidas, el Presidente Luis Abinader, una vez terminado su brillante discurso, tal ha sido calificado por reputados analistas y los distintos medios de comunicación así como en términos generales por el pueblo que habiendo ejercido libremente su derecho al voto masivamente se inclinó por Luis Abinader, candidato de su partido PRM, quien una vez juramentado los miembros de sus gabinete, cumplida la formalidad de cumplir con la Constitución y las leyes de la República, en un acto sin precedentes los invitó a estampar su firma en un documento de la Directora de la Comisión Ética, Dra. Milagros Ortiz Bosch, donde se comprometían a no cometer ni permitir ningún acto desdoroso durante su gestión que afectara su honor y su conciencia. En su discurso sobrio y certero, el Presidente Abinader, sin dejar de ponderar la gravedad de los retos que habrá que asumir como gobernante a consecuencia de la herencia recibida por más de 15 años de gobierno ininterrumpidos del PLD, agravados últimamente por la pandemia del COVID 19 y las deficiencias de las medidas tomadas por el gobierno anterior para prevenir y evitar la expansión de los males causados, de manera firme ratificó su compromiso con el pueblo de no permitir durante su mandato acto alguno de corrupción e impunidad, dejando a los órganos competentes del Ministerio Publico la investigación y sometimiento que considere pertinente la procedencia del expediente sometido en cada caso a los magistrados jueces de los tribunales de Justicia reiterando su formal compromiso de enfrentar y tomar las medidas y acciones que sean necesarias para que el germen de la corrupción no florezca durante su gobierno y sea radicado para siempre.

Noticias destacadas