República Digital - Indotel Anuncio

19 de abril del 2021

Opinión

Enfrentemos la corrupción y recuperemos la honestidad

Por JUAN TOMAS TAVERAS.     La Semana pasada una PMF Brasilera (Policía Militar Femenina) de permiso por embarazo, fue atacada por tres asaltantes en la calle, sufrió dos heridas de bala, perdió su bebé, pero reaccionó y liquidó a los tres marginales. Al salir de alta del hospital fue recibida por la población de su comunidad y […]




La Semana pasada una PMF Brasilera (Policía Militar Femenina) de permiso por embarazo, fue atacada por tres asaltantes en la calle, sufrió dos heridas de bala, perdió su bebé, pero reaccionó y liquidó a los tres marginales. Al salir de alta del hospital fue recibida por la población de su comunidad y el cuerpo policial militar con honores y algarabía, (prensa, aplausos, música, himno, parada militar, flores). Cuando miraba el video lloré mirando con envidia, ya que nosotros los policías dominicanos no tenemos eso: Hermandad, compañerismo, solidaridad entre policías y militares. Pero tampoco lo tiene la población. Aquí sacrificamos los policías-militares-empleados honorables y éticos que tienen valores o principios con valentía, méritos y vocación. Lo sé y lo viví como: Sargento Perla Mariel Cordero, Sargento Brisita Cepin, Daurin Muñoz, ex raso Sueldo Cebolla, militar Cabrera Ramírez, jueza Mirian Germán y miles más. Nos llena de preocupación la degradación social con el deterioro ético-moral. Lo más triste de nuestra sociedad es que los criminales pandilleros y políticos corruptos reciben todos esos honores y algarabía a los antivalores que practican y promueven. “Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz” 1867, Benito Juárez En continuación de los temas de ética, sobresale el hecho de que la conducta de todo policía debe enmarcarse en actuaciones correctas. El comportamiento humano ha estado siempre regulado por distintas normas naturales, morales, religiosas y legales. Ellas guían la armonía social y el respeto mutuo entre las personas. Los estudios filosóficos y jurídicos pretenden siempre teorizar, explicar y razonar dichas normas, para de esta manera garantizar el cumplimiento y respeto voluntario de las personas a las mismas. En lo que a las normas morales o a la moral misma se refiere, su estudio, aunque muy practicado y teorizado por las iglesias y los filósofos, ha quedado de lado en las principales instituciones sociales: la familia y la escuela. Yéndonos más lejos, tenemos que la axiología, como estudio filosófico de los valores positivos de las personas, y la deontología, como principal estudiosa de la ética, el deber ser y el buen accionar, son, muy lamentablemente, desconocidos e inaplicados por nosotros, pero tenemos esperanzas de que algún día se retomen estos principios como estandartes de los senos de educación ya antes mencionado. ¿Por qué es tan difícil actuar dentro de lo correcto cuando esto es lo natural? Según la heteronomía de la voluntad, actuación o comportamiento humano dentro de lo correcto, se circunscribe a uno de dos motivos: por razonamiento lógico de que cumplir con las normas y hacer lo bien hecho es lo adecuado, o por adhesión, aceptación o inclinación cuando escogemos lo bien hecho como la mejor opción de las que se nos presentan o como la satisfacción de voluntades ajenas que nos presionan. Sea por razonamiento, inclinación o inducción, hacer lo correcto, de apego a todas las normas existentes, vivir bajo la ética, la moral y los principios axiológicos, debe estar enmarcado entre uno de los fines principales del ser humano, si no el más, porque cuando se desestabiliza la organización social y moral, ningún otro fin puede darse por satisfecho. Nuestra actuación debe estar siempre fundamentada en lo correcto más que en cualquier otra cosa. Donde el comportamiento de cada individuo funja como vigilante de los otros. Tal como señalaba el padre José Luís Alemán, las sociedades solo pueden ser respetuosas de los derechos de los demás cuando cada uno de sus ciudadanos se convierte en protagonista del control de lo incorrecto: la cohesión social de la misma sociedad por la sociedad y para  la sociedad. También Thomas Hobbes tiene respuesta al por qué el hombre es un lobo para el hombre, pues afirma que la base de todas las sociedades grandes y duraderas ha consistido, no en la mutua voluntad que los hombres se tenían sino en el recíproco temor, y el temor de las cosas invisibles es la semilla natural de lo que cada uno llama para sí mismo religión. Afirma Hobbes «Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad.» Para  ser  honrado  y  cortés no  se  necesita  tener  dinero, solo  voluntad  y  disposición. Decídete  a  ser  diferente, demuestra  que  eres  libre. Dios bendiga siempre al pueblo dominicano. Todo por la Patria. *El autor es aspirante presidencial independiente, mayor general retirado PN, periodista, activista social, miembro fundador y vocero de la Asociación de Policías y Militares Activos y Jubilados Dominicanos, APODOM, Pro Dignidad y Derechos. Incluye a todos los veteranos.–

Noticias destacadas