República Digital - Indotel Anuncio

13 de mayo del 2021

Opinión

Entre Waldo Ariel y el Hombre Araña

Dice El Hombre Araña, el popular superhéroe creado por Marvel, que un gran poder entraña una gran responsabilidad, y eso lo digo, aunque parezca broma o choteo, a propósito de los “plenos poderes” que recibió de sus miembros reunidos en asamblea  el presidente del CMD,  Waldo  Ariel Suero, para iniciar un plan de lucha en […]




Dice El Hombre Araña, el popular superhéroe creado por Marvel, que un gran poder entraña una gran responsabilidad, y eso lo digo, aunque parezca broma o choteo, a propósito de los “plenos poderes” que recibió de sus miembros reunidos en asamblea  el presidente del CMD,  Waldo  Ariel Suero, para iniciar un plan de lucha en reclamo de pensiones dignas, reajuste salarial y el desempleo en el sector, entre otras reivindicaciones. Como esta es la quinta ocasión que el Comandante Waldo Ariel dirige las tropas del gremio no es difícil  imaginar por dónde vienen los tiros, ni cuál  será el Plan de Lucha que pondrá en marcha para tratar de hacer valer las justas  (eso nunca ha estado en discusión) reivindicaciones laborales  de los médicos, sacrificando como siempre el derecho de los más pobres y vulnerables a recibir atención a sus problemas de salud, una forma de actuar que le resta legitimidad a sus reclamos a los ojos de la población. Pedirle que cambie esos métodos, que no abuse de los más débiles y desamparados, tal vez sea pedirle demasiado. Como probablemente lo sea también  esperar que, junto a los derechos que reclama para los médicos, el presidente del CMD les exija cumplir con su deber sagrado de ofrecer una asistencia de calidad a los usuarios  de nuestro sistema público de salud, lo que necesariamente debe empezar por dedicarle más tiempo a su trabajo en los hospitales. Pero como la esperanza es lo último que se debe perder, no debemos renunciar a la posibilidad de que esta vez las cosas sean diferentes, y que el presidente  del gremio médico, consciente de la gran responsabilidad que han puesto  sobre sus hombros los plenos poderes de sus colegas, decida comportarse como un héroe y no como un villano.

Por: Claudio Acosta.

Noticias destacadas