Entretenimiento

Bukele a Residente: “No estoy a favor del aborto, en el futuro nos daremos cuenta de que es un gran genocidio”

El presidente de El Salvador conversó durante más de una hora con el músico puertorriqueño durante una transmisión en vivo por Instagram.


Jueves, 26 de Marzo de 2020

El presidente de El Salvador conversó durante más de una hora con el músico puertorriqueño durante una transmisión en vivo por Instagram.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien conversó con el rapero René Pérez, conocido como Residente, durante una transmisión en vivo por Instagram, se manifestó en contra el matrimonio igualitario y en contra del aborto.

Durante un contacto de más de una hora para hablar de las medidas que había tomado Bukele para afrontar la pandemia del coronavirus en el país centroamericano, Residente leyó algunas preguntas hechas por los usuarios sobre la garantía de los derechos de personas de la comunidad LGBTI y manifestó su opinión a favor del aborto.

Hasta ahora, El Salvador ha registrado nueve casos de coronavirus. Para afrontar esta enfermedad, Bukele ha declarado una cuarentena domiciliaria obligatoria de 30 días y ha decretado una serie de medidas como la suspensión del pago de los servicios básicos y de telecomunicaciones por tres meses; la suspensión de pago de cuotas de créditos, hipotecas y arriendos y un subsidio de 300 dólares para 75 % de los salvadoreños.

Bukele y el aborto

Si bien el mandatario ha mostrado posturas en contra de favorecer a los más ricos, frente a la crisis generada por el coronavirus, ha expresado que no cree en ideologías y que no apoya la interrupción del embarazo. “No estoy a favor del aborto. En el futuro nos daremos cuenta de que es un gran genocidio”.

Según el mandatario, sin embargo, cuando ocurre una violación y la víctima queda embarazada y decide abortar, se castiga “a las personas equivocadas”. ¿Por qué castigar al inocente? (…) A los violadores deberíamos colgarlos”, afirmó.

En su opinión, las leyes no se aplican contra los agresores sexuales. “El violador se va libre, las jueces lo dejan libre, a veces es el mismo padre, o el tío”.

“No mataría a alguien indefenso”

“Lo que siento, aunque no me toca decidirlo porque no soy legislador, [es que] no mataría a alguien indefenso por lo que hizo su padre”.

Bukele considera que un feto es parte de la población vulnerable y que si la madre no quiere tener un hijo, el Estado debería garantizar la adopción.

De igual manera, se pronunció en contra de la criminalización de mujeres que tienen abortos espontáneos y explicó que si la mujer es pobre, se le acusa de homicidio, mientras que si tiene recursos asiste a un centro privado de salud. “Se criminaliza a la gente por su nivel social“, dijo.

“Conceptualmente no es matrimonio”

Residente leyó una interacción de un internauta que preguntó cómo se garantizaba la seguridad de la comunidad LGBTI, y aprovechó para preguntar la opinión del mandatario sobre la unión igualitaria.

Bukele dijo que “por definición” el matrimonio ocurre entre un hombre y una mujer. “Eso no inhibe que tengas las parejas que quieras, que tengas los derechos que quieras“, agregó el mandatario, y aseveró que debe legislarse sobre temas como la seguridad social y la visita conyugal en los centros penitenciarios.

Además, se mostró en contra de la discriminación “porque somos iguales todos” y rechazó “el desprecio por alguien que sea diferente”: “Tengo muchos amigos gay”.

“Digo ‘todos’ porque hablo español”

El mandatario centroamericano también se mostró en contra del uso del lenguaje inclusivo: “No soy del cambio de lenguaje, como cuando dicen ‘todes’, digo ‘todos’ porque hablo español”.

“El español lo hicieron un poco machista pero es el idioma que hablamos, estar poniéndole “e” a las cosas no las arregla”, agregó.

Según el joven mandatario, se debería “ocupar el tiempo, esfuerzo y recursos en perseguir a los criminales que están asesinando a la gente porque es diferente”.

El gobierno de Bukele no ha estado exento de polémica. En febrero pasado el mandatario ingresó al Parlamento con elementos de las Fuerzas Armadas para presionar a los diputados a discutir y aprobar su multillonario plan de seguridad, que ha sido criticado por algunos sectores que lo tildan de propaganda y aplaudido por otros que consideran que ha contribuido al descenso de las elevadas cifras de muertes por homicidios en el país centroamericano.