Entretenimiento

Justin Bieber: “Necesito una reparación total”

El cantante Justin Bieber regresó a las redes sociales para tranquilizar a sus seguidores y proyectar cierto optimismo en el marco de la dura batalla contra la depresión en la que está inmerso desde hace varios meses, para la que ha recurrido tanto a la ayuda profesional como al apoyo incondicional de sus seres queridos y, por supuesto, de su esposa Hailey Baldwin.


Domingo, 14 de Abril de 2019

El cantante Justin Bieber regresó a las redes sociales para tranquilizar a sus seguidores y proyectar cierto optimismo en el marco de la dura batalla contra la depresión en la que está inmerso desde hace varios meses, para la que ha recurrido tanto a la ayuda profesional como al apoyo incondicional de sus seres queridos y, por supuesto, de su esposa Hailey Baldwin. (Le puede interesar: Justin Bieber, oficialmente ‘casado’)

Sin embargo, el artista tampoco está dispuesto a confiarse demasiado y precipitarse a la hora de anunciar un hipotético regreso a la vida pública y profesional, sobre todo porque la lucha que libra contra la enfermedad constituye el “reto más exigente” que le ha presentado la vida y las causas de su dolencia se encuentran “profundamente enraizadas”. (Lea también: Justin y Hailey Bieber retrasan su boda religiosa)

“Estoy cada día mejor y sé que pronto estaré de vuelta. Nunca dejaré de pelear. Este es el reto más exigente de toda mi vida”, escribió el intérprete canadiense en su cuenta de Instagram. “Necesito una reparación total y para ello tengo que lidiar con asuntos que están en mi interior”, apuntaba en un mensaje anterior. (Además: Justin Bieber se equivoca y regresa a Instagram)

El objetivo prioritario sobre el que gira en la actualidad la vida matrimonial de Justin Bieber y Hailey Baldwin reside por tanto en su proceso de recuperación anímica y mental.

Tanto es así, que la figura del pop ya dejaba patente hace unas semanas que no volvería al estudio de grabación hasta que no se sintiera completamente preparado para ello y, por otro lado, la boda que ambos planeaban para celebrar su unión junto a amigos y familiares sigue en estos momentos suspendida.

“Justin está recibiendo tratamiento en las dos costas [la oeste y la este de Estados Unidos], pero en términos generales está bien. Está plenamente centrado en la tarea de convertirse en la mejor versión de sí mismo, tanto para su beneficio como para el de Hailey y todos sus seres queridos”, comentó una fuente cercana a la revista People.