Entretenimiento

¿Necesita Madonna cantar ‘reguetón’ con un imperio de 500 millones de euros?

Se llama 'Medellín' y hace referencia a la ciudad colombiana del mismo nombre.


Viernes, 19 de Abril de 2019

Se llama ‘Medellín’ y hace referencia a la ciudad colombiana del mismo nombre. Pero detrás de ella está la colaboración musical más inesperada de los últimos años, la de Madonna, la llamada ‘Reina del Pop’, y Maluma, el artista latino más exitoso del momento. Este jueves, se estrenaba en todo el mundo el tema cantado por ambos que supone un avance del próximo trabajo de la estadounidense, ‘Madame X’, que sale a la venta el 14 de junio, y también un nuevo cambio de registro de la artista más camaleónica de la historia.

Porque Madonna tiene a sus espaldas una carrera de más de 30 años en la que siempre ha conseguido ser la número 1, hiciera lo que hiciera. Ahora, a sus 60 años, vuelve a sorprender al mundo lanzando una canción de ‘reguetón’, el género musical del momento con el que la estrella intentará seguir en el candelero y batir su propio récord de venta de discos. Porque Madonna es la solista que más cd’s ha vendido en la historia, con 300 millones, entrando directa en el libro Guiness… y logrando una fortuna de cerca de 600 millones de dólares, unos 520 millones de euros, que le convierten en una de las mujeres más ricas de Estados Unidos.

Unos hitos que ahora quiere seguir aumentando a pesar de que quizá ya no tenga nada que demostrar. Pero Madonna sigue con ansías de éxito y de agrandar su leyenda y para ello no ha dudado en unirse a la estrella latina del momento. ¿El objetivo? Acercarse a todo el público que mueve el colombiano Juan Luis Londoño Arias, alías Maluma, una generación más joven que esa que sigue venerando a la ‘ambición rubia’. La prueba de ello son las redes sociales, donde el cantante 40,8 millones de seguidores frente a los 13,4 de ella, y los que copan estos canales son los ‘millennials’ y la ‘generación Z’, que son a los que ahora quiere seducir.

La pregunta es, ¿necesita Madonna acercarse a ese target? Muchos pensarán que no, pues a su vasta fortuna y a la cantidad de discos vendidos se unen logros como estar en la segunda posición de la lista de los 100 artistas más importantes de la historia, por detrás de los Beatles, lo que le convierte en la cantante más famosa del mundo. Además de haber hecho también carrera en el cine, como su papel protagonista en ‘Evita’. Pero su trayectoria muestra que ella siempre quiere más y nunca se conforma.

Puede que ahora sus detractores le acusen de unirse a un cantante acusado de machistapara vender discos, pero si por algo ha destacado siempre Madonna es por ser una de las artistas que más ha hecho por la libertad de la mujer. Desde sus inicios en los años 80, Madonna siempre ha vivido al filo de la polémica por su provocativo vestuario y su forma de vivir la sexualidad. Ella como nadie ha sabido jugar con la ambigüedad creando una leyenda a su alrededor que ha causado furor en todo el mundo.

Además, desde el principio se ganó la oposición de la Iglesia al usar símbolos religiosos, como las cruces, en sus vídeos y conciertos, todos ellos enmarcados en un contexto de sexualidad y provocación. El videoclip ‘Like a prayer’ supuso una gran ofensa al aparecer un santo negro e incluso el ‘Ku Klux Klan’, pero cuando llegó más lejos fue durante un concierto en Roma donde salió ‘crucificada’ al escenario.

La religión también le valió una nueva polémica cuando se unió al movimiento de la Cábala, una disciplina esotérica relacionada con el judaísmo, la cual muchos consideran una secta, de la que ahora parece estar más alejada. Si bien se considera una mujer muy espiritual y mística y eso es algo que también se desprende en sus canciones.

Su vida sentimental es un capítulo aparte. Divorciada del actor Sean Penn y del director Guy Ritchie, ha mantenido numerosas relaciones las cuales han dado para muchas páginas en la prensa internacional. Sobre todo las últimas, con hombres más jóvenes que le han valido críticas y comentarios machistas, a los que ella siempre ha hecho caso omiso. Ahora, Madonna está soltera y cuida de su prole de seis hijos, Lourdes María León y Rocco Ritchie, biológicos, y David Banda, Mercy James y las gemelas Estere y Stella, todos ellos adoptados.

Precisamente, por uno de sus hijos se mudó recientemente a Portugal, pues David Banda fichó por las categorías inferiores del Benfica. En el país vecino le acogieron con los brazos abiertos, pues una estrella de su calibre en suelo luso es algo inusual, pero parece que sus exigencias han agotado la paciencia de los portugueses, que habrían pedido a la diva que se fuera, a pesar de haberle concedido la nacionalidad.

Pero, a pesar de escándalos, polémicas y rumores, la música ha trascendido a la estrella y a día de hoy sus canciones siguen siendo grandes éxitos de la historia del siglo XX. Y si por algo ha sucedido es por su capacidad para reinventarse una y otra vez, atreviéndose con nuevos géneros y no cayendo en el encasillamiento de otras estrellas. No hay ninguna canción de Madonna que sea igual a otra y ese es su punto fuerte. Además, esta no es la primera vez que se una a un artista más joven y con un estilo diferente para captar nuevos fans.

Ya lo hizo antes en el tema ‘4 minutes’ con Justin Timberlake o subiéndose al escenario con Britney Spears y Christina Aguilera, a las que besó en los labios en plena actuación para escándalo de muchos. Si ahora es el momento del ‘reguetón’, Madonna hace ‘reguetón’. Feminista, atrevida, rebelde y solidaria, Madonna a sus 60 años sigue siendo un icono mundial que piensa seguir dando guerra durante mucho tiempo. Por lo pronto, se va a embolsar 1 millón de euros por cantar dos canciones en el próximo Festival de Eurovisión que se celebra en Israel. Algo que solo está a la alcance de la ‘ambición rubia’.