Entretenimiento

Raymond y Miguel fueron los reyes de una noche muy especial

Luisanna Carrasco.


Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Luisanna Carrasco.
Santo Domingo, RD.

Miguel y Raymond pusieron a gozar a todos en el Palacio de los Deportes la noche del sábado.   Con gran algarabía y un montaje al estilo XVI, “los reyes del humor” aparecieron entre el público en sillas reales y detrás les acompañaban sus súbditos, mientras ellos hacían comentarios chistosos y advertencias de que no le dejaran caer. Los aplausos no se hicieron esperar.

Raymond aprovechó el momento para agradecer a los presentes y a Dios por todas las bendiciones que le ha obsequiado en la vida, a través de un emotivo discurso.

Aseguró que tener dos libros en la cabeza no convierten a nadie en mejor ser humano y que hay que tener a Dios en el corazón, que a pesar de que ambos no poseen ningún título universitario ambos se han graduado con honores de la mejor universidad, que es la vida.

Estas palabras pudieron ser una respuesta a José Jáquez que se atrevió a decir que ellos eran malos humoristas y que tampoco merecían el título de “Reyes del humor”.

De esa manera dieron inicio al show, donde no hubo más discursos.

Raymond y sus trabalenguas abrieron la noche y Miguel le acompañó, para dar paso a Mozart la Para, quien con su don de la improvisación dejó a todos anonadados. El público se disfrutó la presentación del artista urbano, quien cantó “Levántate”.

Miguel con su chistoso personaje de Tirso, sacó carcajadas y aplausos de los presentes, haciendo un monólogo de su primera vez buscando visa y todas sus ocurrencias, en ese mismo ambiente cómico y armonioso Raymond deleitó a todos con su personaje Efraín. Los presentes no paraban de reír.

La parte musical empezó con una de sus primeras parodias, al ritmo de “Te lávate la cara y el mono no” pusieron a bailar a todo el Palacio de los Deportes con su banda, luego invitó al escenario a Toño Rosario que con su tema “Dale vieja dale” rompió la tarima en aplausos. El Cuquito agradeció al público por permanecer a su lado después de tanto tiempo.

El público volvió a enloquecer cuando la merenguera Míriam Cruz apareció cantando “Cosas de él” momento en el cual todas las damas corearon la canción hasta quedar sin voz. Luego le tocó el turno a Héctor Acosta, quien puso el toque de bachata y de amargue a la noche con su tema “Amorcito enfermito”. Alá Jazá no podía faltar, hizo que todos saltaran de sus sillas con el tema “Mi forma de ser”.

En la parte de comedia, “Los reyes del humor” compartieron el escenarios con varios comediantes de la nueva y vieja generación, entre ellos Juan Carlos Pichardo, que puso a todos a llorar de risa con sus imitaciones de personajes conocidos de la televisión dominicana e internacional, Liondy se robó el Show con su inseparable amiguito óeñeco. Carlos Sánchez sacó lágrimas de risa con su peculiar monólogo de la vida de casados, donde contó las vicisitudes que suceden dentro del matrimonio con un toque de sarcasmo y humor negro.

Irving Alberti, con su personaje de Darisho, hizo que todos se pararan de la sillas y gritaran hasta quedar sin voz, vestido con una licra y una camiseta rosa que le hacían ver más cómico de la cuenta, entre risas y apalusos llegó al escenario saltando Pinguilo al que luego se le unió Nashla Boggart. Entre los dos pusieron a todos a morir de la risa.

Para finalizar la noche Jochy subió al escenario para ponerle un toque picoso con sus chistes y su distintiva risa.