Entretenimiento

Scarlett Johansson defiende a Woody Allen: “Le creo y volvería a trabajar con él”

Desde que Dylan Farrow acusara a su padre, 


Desde que Dylan Farrow acusara a su padre, Woody Allen, de haber abusado sexualmente de ella siendo niña, numerosas personalidades de Hollywood se han pronunciado en contra del cineasta. La denuncia de la hija del director de películas como Café Society o Manhattan llegó en forma de carta en The New York Times en 2014, pero en enero del año pasado Dylan Farrow concedió su primera entrevista televisiva, en la que narró todo lo que Allen le hizo de niña.

Desde entonces, multitud de actores como Michael Ciane, Timothée Chalamet, Natalie Portman, Mira Sorvino o Greta Gerwing, entre otros, han expresado públicamente su arrepentimiento por haber trabajado con Allen y su rechazo a volver a hacerlo. Sin embargo, una voz suena ahora entre todas estas para, precisamente, defender al cineasta. Se trata de Scarlett Johannson, quien no ha dudado en respaldar al que podría considerarse el precursor del éxito de la actriz. “Amo a Woody. Le creo y trabajaría con él en cualquier momento”, asegura la intérprete en una entrevista con TheHollywood Reporter.

La actriz trabajó bajo las órdenes de Woody Allen en Match Point (2005), Scoop (2006) y Vicky Cristina Barcelona (2008) y no duda en volver a hacerlo. “Veo a Woody cada vez que puedo y he tenido muchas conversaciones con él al respecto. He sido muy directa con él y él lo ha sido conmigo. Mantiene su inocencia y yo le creo”, agrega sobre la negación del cineasta ante las acusaciones de su hija.

Unas declaraciones que llaman la atención debido a que Johannson es una de las actrices más activas y defensoras especialmente en temas que afectan a las mujeres. Fue una de las primeras que se unió al movimiento Time’s Up y, en la Marcha de las Mujeres de 2018 en Washington, la intérprete de Los Vengadores pronunció un gran discurso que fue muy comentado por su ataque a James Franco, uno de los actores que ha estado implicado en acusaciones de abuso en los últimos años. “¿Cómo una persona puede públicamente estar con una organización que ayuda a brindar apoyo a las víctimas de acoso sexual mientras en privado se aprovecha de personas que no tienen poder? Por cierto, quiero mi pin de vuelta”, dijo Johansson en una clara referencia a James Franco y al pin de Time’s Up que él llevó en los Globos de Oro, ceremonia en la que ganó el premio a mejor actor.

Scarlett Johansson y Woody Allen, en el rodaje de 'Match Point', en 2005.© cordonpress Scarlett Johansson y Woody Allen, en el rodaje de ‘Match Point’, en 2005.

Por ello, la actriz admite que en un momento como el de ahora, en el que las mujeres están en pleno empoderamiento, no es fácil expresar una opinión que va en contra de la mayoría. “Es difícil porque es un momento en que la gente está muy entusiasmada, y es comprensible”, dice durante la entrevista.

Sin embargo, Johansson no ha sido la única que a lo largo de estos años se ha pronunciado en apoyo del cineasta. En enero del año pasado, Diane Keaton, una de las grandes musas del realizador neoyorquino y protagonista de obras como Annie Hall(1977) y Manhattan (1979) no dudó en defenderle. “Es mi amigo y sigo creyendo en él”, escribió entonces la actriz en su cuenta de Twitter. La misma opinión que tiene el actor y humorista Alec Baldwin, quien también opinó entonces que “renunciar” a Woody Allen es “injusto y triste”. “¿Es posible apoyar a los supervivientes de la pedofilia y de abusos y acosos sexuales y, al mismo tiempo, creer que Woody Allen es inocente? Así lo creo”, escribió en Twitter.

El actor español Javier Bardem también ha sido otra de las voces que ha asegurado que no tendría problema en trabajar con Woody Allen, ya que él no es nadie para decir “si el cineasta es culpable o no”, según dijo en una entrevista al diario Le Parisien en abril de 2018. “Desde el punto de vista de la justicia, la situación es exactamente la misma que cuando rodé con él en 2007 la película Vicky Cristina Barcelona“, explicó el actor español, quien consideró “formidable” el movimiento de denuncia del acoso sexual #MeToo aunque aseguró que “hay que ser prudentes” a la hora de juzgar en la plaza pública.

Dylan Farrow, la hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow, que ahora tiene 33 años, ofreció en enero de 2018 su primera entrevista en televisión, en la que reafirmó sus acusaciones contra el cineasta. “Mi padre me llevó al ático de la casa de campo de mi madre en Connecticut. Me indicó que me tumbara sobre el estómago y jugara con el tren de juguete de mi hermano. Él se sentó detrás de mí, junto a la puerta, y mientras yo jugaba con el tren, fui asaltada sexualmente. Como niña de siete años, diría que tocó mis partes privadas, con 32 digo que me tocó los labios vaginales y la vulva con el dedo”, confesaba Farrow hace un año. “Todo lo que puedo hacer es contar mi verdad y esperar que alguien me crea en lugar de solo escucharme”, añadió.