Entretenimiento

Una foto sería el detonante de la crisis de los duques de Sussex

Lo que se suponía era una foto para celebrar Año Nuevo, en la que aparece la reina Isabel II junto a sus tres herederos al trono, pudo ser el factor que aceleró la separación de Meghan Markle y el príncipe Harry de la familia real.


Domingo, 12 de Enero de 2020

Lo que se suponía era una foto para celebrar Año Nuevo, en la que aparece la reina Isabel II junto a sus tres herederos al trono, pudo ser el factor que aceleró la separación de Meghan Markle y el príncipe Harry de la familia real. Los duques de Sussex no fueron incluidos en los retratos del escritorio de la reina cuando dio su tradicional discurso de Navidad, sin embargo, sí parecían los duques de Cambridge junto a sus hijos, así como el príncipe Carlos Camila, y el duque Felipe de Edimburgo.

Esta acción habría hecho que Harry se sintiera excluido del primer núcleo familiar a pesar de que el príncipe Carlos siempre ha dejado claro que quiere una monarquía unida en el futuro y que, por supuesto, su hijo menor y Archie Harrison forman parte de ello.

De acuerdo con algunos expertos, la pareja se dice desplazada por la familia real cada vez que les conviene. Además, se dice que varios integrantes de la familia se sienten celosos de la popularidad que han alcanzado Meghan y Harry.

“Están muy, muy enojados con esto”, dijo una fuente cercana al diario británico Daily Mail.

Aunque se dice que la reina Isabel no sabía del anuncio que hicieron Meghan y Harry, la versión de Daily Mail apunta que hace nueve días, los duques de Sussex llamaron por teléfono a miembros de la familia de alto rango, previo a su regreso a Inglaterra, y les dijeron que querían retirarse de la primera línea de la monarquía.

Según, medios internacionales esta confesión cayó como bomba a la reina Isabel, al príncipe Carlos y a William, sin embargo, aparentemente, nadie les dijo que no, ni frenaron la decisión de alguna manera.

“La respuesta fue: ‘Ok, volvamos, sentémonos y hablemos de esto’”, añadió la fuente.

Lo que nunca supuso la reina es que las cosas fueran más rápido de lo que esperaba, pues solo un día después del regreso de los duques de sus vacaciones en Vancouver, hicieron público lo que traían entre manos. El detalle es que no hablaron del tema con la reina y no hubo acuerdos con ella antes de hacerlo oficial.