República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Opinión

¿Es fácil llegar a la verdad revolucionaria?

Aristófanes Urbáez. *A Fabio, con mi sentido pésame por la vieja. *Strike: “En Venezuela se dialoga y se negocia, o se rompe el país en dos y, tal vez, América Latina” (Danilo). 1.- DOS DE LOS MÁS IMPORTANTES PENSADORES del siglo pasado (el XX), Vladimir Lenin y Mao Zedong, dijeron que no en sendos escritos. El […]




Aristófanes Urbáez.
*A Fabio, con mi sentido pésame por la vieja. *Strike: “En Venezuela se dialoga y se negocia, o se rompe el país en dos y, tal vez, América Latina” (Danilo). 1.- DOS DE LOS MÁS IMPORTANTES PENSADORES del siglo pasado (el XX), Vladimir Lenin y Mao Zedong, dijeron que no en sendos escritos. El primero, el más exitoso y brillante de todos los revolucionarios (Y fíjense que dije ‘revolucionarios’ y no otra cosa, pues con las cosas serias jamás nos metemos en charlatanismo), y estamos a punto de decir que la gnoseología, epistemología o teoría del conocimiento es el basamento y objeto de estudio de toda ciencia verdadera y ahí no puede haber digresión que quepa al menos que el discursante, sin importar las capacidades que se atribuya y sólo haya visto los textos de investigación científica en los mostradores de las librerías. Lenin fue, sin discusión, quien materializó, con corrección, las teorías y doctrinas del socialismo de los padres fundadores (Marx, Engels R. Luxembugo, etc.) Por él siguen siendo usadas la palabra socialismo y la antigualla “comunismo”, invento o post-verdad de los millares de investigadores del neoliberalismo que desde sus ONG no quieren que los demás pensemos e invierten unos mil millones (un tercio de los 3,500 millones que les roban a los pobres y ‘guaremates’). En sus millares de investigadores para elaborar teorías contra sus enemigos ideológicos y políticos en The New York Times del sábado lo dicen y no lo creen: “Pueblos no confían en la protección de gobiernos y gendarmería”. ¿Quién confía Europa para acá en la protección de justicia, policías o gobiernos. ¿Duermen los pueblos con los dos ojos cerrados? ¡Averigüen y traigan los numeritos! 2.- EL OTRO ES MAO ZEDONG, que le llevaba al ruso la vasta lectura de la milenaria cultura de filósofos como Confucio, Lao Tse y Sun Tzu, el de ‘El Arte de la guerra’ (S. VII a. C.), más la otra ventaja sobre Lenin: ¡Mao era poeta! Tenemos que hacer otra precisión: en la ‘civilización’ cristiana, según lo que oímos de los teólogos de la liberación del Papa Francisco sólo ha habido un solo comunista. ¡Jesucristo! En eso no se equivoca ni Vladimir Putin, presidente actual de la parte más grande (13 repúblicas) de los que era la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), que siempre dice Rusia o Federación Rusa, pero nunca dice “Federación Comunista”. Eso lo decía el sabio francés Jean-Francois Revel y unos escribanos o gárrulos desahuciados cubanos que no pegaron una ante el genio de Fidel. Mao Zedong no sólo insultó al poderoso Estados Unidos, bautizándolo como “tigre de papel” y señalándole que “no quiere la III mundial, pero que si la desatan, la ganarían y construirían “una China más grande y hermosa” (pese a los errores de la ‘revolución cultural’ y del primer intento de industrialización del “¡gran salto hacia  adelante!”. Cuando don Juan Bosch viajó a China (“Viaje a las antípodas”-leer), que vio aquella “muchedumbre” de bicicletas, nos comentó -Luis González- que en China “estaban haciendo el mundo”. Quien no aprende de la historia, decía Santayana, está condenado a repetir los errores. Ahora falta que un genio de aquí me diga, que el emperador del mundo, Xi Jinping, doctor en química, hizo una doctorado en marxismo-leninismo porque esos viejos escribían muchos disparates. ¡Conozco mi medio y así es la ignorancia! (sigo).

Noticias destacadas