República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Política

Fatiga gubernamental y Pacto Nacional

Funcionarios pregonan éxitos poco fundamentados ni atribuibles a su gestión Quienes nos inscribimos en el credo democrático debemos hacer todo lo posible para que este sistema político, el menos imperfecto de los hasta ahora conocidos, sea cada vez más sostenible y perfectible; especialmente en su eficacia y eficiencia en resultados sociales y económicos. Por eso, […]




Funcionarios pregonan éxitos poco fundamentados ni atribuibles a su gestión Quienes nos inscribimos en el credo democrático debemos hacer todo lo posible para que este sistema político, el menos imperfecto de los hasta ahora conocidos, sea cada vez más sostenible y perfectible; especialmente en su eficacia y eficiencia en resultados sociales y económicos. Por eso, no deben pasar desapercibidas recientes expresiones y gestos de cansancio y pesadez de nuestras autoridades que pudieran reflejar fatiga gubernamental, lo cual sucede cuando una maquinaria partidaria-técnico-burocrática no responde a la intensidad del esfuerzo realizado. Pudieran constituir señales de fatiga que disposiciones presidenciales no se estén cumpliendo, como eliminación y/o fusión de organismos administrativos: OISOE, FONPER; excesiva exposición de la investidura presidencial en el “Palacio” donde se escenifican todo tipo de anuncios y eventos que desbordan su competencia, centralizándose y sobrecargándose con actuaciones y yerros de funcionarios que siguen adormecidos en haber conquistado el poder sin despertar para asumir responsabilidades. Complacen sus vanidades con visitas de cortesía, intercambio de saludos y suscripción de convenios para comprometerse a efectuar lo que la ley le obligaba. Desenfocándose, ejercen funciones que competen a otras instancias e incumplen las propias medidas adoptados para encarar situaciones, dando mal ejemplo. Por eso los resultados no satisfacen: los pregonados no están sustentados en cifras. Conflictos éticos se han llevado dos funcionarios sin contar con sobreseimientos o encubrimientos de casos sensibles como declaración jurada de bienes y erogación de suma millonaria en partidas artísticas y comunicacionales cuestionables. Costosos espectáculos con cursilerías mediáticas son montados sin ponderar debidamente su oportunidad, efectividad y convencimiento. Observamos una tendencia a compensar frustraciones que esta fatiga técnico burocrática genera, intentando forjar nuevas expectativas, admisión implícita que las forjadas con el CAMBIO se están desvaneciendo. Ante la detonación de problemas graves, anuncios millonarios son lanzados como cortinas de humo para encubrirlas. Pretenden convertir hechos negativos en positivos como la ausencia presidencial en sesiones del CNM para escoger jueces del TC aduciendo que por primera vez una vicepresidente preside sus sesiones. Funcionarios pregonan éxitos poco fundamentados ni atribuibles a su gestión y adoptan actitudes conniventes frente a quienes están llamados a supervisar. Pregonan como CAMBIO lo que ya existía: limitaciones del número de viceministros por ministerios. Afortunadamente, el presidente Abinader ha lanzado una iniciativa que pudiera proporcionar nuevos aires contribuyentes a evitar fatiga gubernamental: la constitución de un Pacto Nacional, ya acogido por el expresidente Fernández. Ojalá, por la sostenibilidad y perfectibilidad de nuestra democracia, su mayor eficacia social y económica expresada en resultados tangibles, la misma no se desvanezca; como se desvanecieron iniciativas anteriores-visitas a líderes opositores y reuniones con partidos-encaminadas hacia propósitos similares al ahora planteado por el mandatario.

Noticias destacadas