República Digital - Indotel Anuncio

22 de junio del 2021

Mundiales

FBI culpa a hackers rusos de ciberataque a oleoductos

Por si los problemas que enfrenta la administración de Joe Biden no fueran ya suficientes, ahora tienen que hacerle cara a un conflicto de un ciberataque a oleoductos, que ha hecho que el gobierno lo declare como una emergencia. Además de la logística de las vacunas contra el coronavirus, que se han aplicado por millones […]




Por si los problemas que enfrenta la administración de Joe Biden no fueran ya suficientes, ahora tienen que hacerle cara a un conflicto de un ciberataque a oleoductos, que ha hecho que el gobierno lo declare como una emergencia.

Además de la logística de las vacunas contra el coronavirus, que se han aplicado por millones al ser el país más afectado del mundo; el movimiento masivo de inmigrantes en la frontera y la violencia racial y de tiroteos, ahora este ataque ha obligado a cerrar una importante instalación en Estados Unidos.

Ciberataque a oleoducto

Además, la afectación ha hecho que se eleve el precio de la gasolina. Colonial Pipeline, la empresa golpeada por el ciberataque, tiene proyectado restablecer la mayor parte de su servicio para el fin de semana.

La firma, que se encuentra en Georgia, interrumpió el pasado 7 de mayo sus operaciones de forma preventiva, con la intención de que el ataque cibernético “no se propagará a otras redes”, de acuerdo a Anne Neuberger, asesora adjunta de Seguridad Nacional para Tecnologías Cibernéticas y Emergentes, quien ofreció una rueda de prensa que concedió en la Casa Blanca.

Oleoducto importante para EU

Por el ataque, la empresa Colonia detuvo sus operaciones en su red de cinco mil 500 millas (cerca de ocho mil 800 kilómetros) de oleoductos y que son fundamentales para abastecer los grandes núcleos de población en el este y sur del país de Norteamérica.

De hecho, la firma transporta día a día hasta 2.5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación, desde las refinerías del Golfo de México al sur y este de Estados Unidos.

De acuerdo a su portal web, tiene una clara importancia en la nación de las barras y las estrellas, ya que es responsable de 45 por ciento del transporte de combustibles en está región.

Gobierno investiga el ataque

El gobierno estadounidense anunció que se encuentra trabajando con la empresa para restablecer sus sistemas, mientras investiga el incidente.

“Consideramos que es obra de un grupo criminal y los detalles están siendo investigados por el FBI”, dijo Neuberger, sin ligarlos con ningún país y aclarando que Colonial no ha solicitado apoyo cibernético de la administración que dirige Biden, aunque cuenta con su respaldo. “Nos complace que ellos confíen en su propia capacidad para corregir el incidente”, sostuvo la asesora.

El FBI sostuvo, mediante un comunicado, que sigue trabajando con la compañía y sus socios en el gobierno en la investigación del ataque de ransomware (programa que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema operativo infectado).

El organismo cree que supuestamente fue realizado por el grupo de hackers DarkSide, quienes bloquearon el acceso a los ordenadores de la empresa para pedir efectivo para liberarlos.

“Reconocemos que las víctimas de ataques cibernéticos se ven en una situación difícil. Colonial es una empresa privada y la decisión de pedir un rescate depende de ellos. El gobierno no les ha dado ninguna recomendación por ahora”, dijo la doctora Elizabeth Sherwood-Randall, asesora de Seguridad Nacional y asesora adjunta de Seguridad Nacional.

Hackers buscan dinero

En tanto, Cybereason, una compañía de tecnología cibernética, dio a conocer más información del ataque.

“Somos apolíticos, no participamos de la geopolítica, no necesitamos vincularnos con un gobierno definido y buscar nuestros motivos. Nuestro objetivo es ganar dinero y no crear problemas para la sociedad. A partir de hoy, introducimos la moderación y comprobamos cada empresa que nuestros socios quieren cifrar para evitar consecuencias sociales en el futuro”, dijeron mediante un comunicado los hackers.

La consecuencia del ataque es que los precios de la gasolina han subido más de 4 por ciento. Además, el hecho de que Colonial haya cerrado el mayor gasoducto de la nación resalta lo vulnerable que es la ciberinfraestructura del país de Norteamérica ante delincuentes y adversarios nacionales e internacionales.

Noticias destacadas