República Digital - Indotel Anuncio

20 de abril del 2021

Opinión

Fecha incierta de convención PRM

Alfredo Freites. El PRM avanza a trabar su convención en la que elegirá sus dirigentes. Las difi cultades para el montaje podrían dimanar de la correlación de fuerzas internas ubicadas en dos puntos divergentes que se niegan a ser convergentes ya que los ubicados con Hipólito Mejía quieren continuar manejando el colectivo a contrapelo de […]




Alfredo Freites.
El PRM avanza a trabar su convención en la que elegirá sus dirigentes. Las difi cultades para el montaje podrían dimanar de la correlación de fuerzas internas ubicadas en dos puntos divergentes que se niegan a ser convergentes ya que los ubicados con Hipólito Mejía quieren continuar manejando el colectivo a contrapelo de los tendenciados con Luis Abinader. En las reuniones de los parciales se hacen ofertas para ocupar puestos de dirección. Reparten posiciones a destajo. Ocurre igual entre unos y otros sin contar con los pareceres del antípoda. Hay que encandilar a los militantes y dirigentes para darle sabor a la convención. Los más lúcidos hasta hablan de pactar el reparto de todos los puestos de dirección a partes iguales. Este proyecto de convención es un paso inteligente. El PRM se adelanta a los acontecimientos y liman asperezas para que el trayecto hacia las elecciones congrecipales y presidenciales los agarre sin grandes contradicciones. Aunque no estén despejadas las adversidades en torno al evento, se mantienen positivos porque muchos intereses estratégicos están en juego.
Contra viento y marea, Luis Abinader afi rma que las elecciones para los cargos municipales y nacionales se harán con el voto de su militancia en un ejercicio democrático, y descarta que haya arreglos entre los grupos porque la comisión organizadora de la convención usará el padrón interno para que sean los perremeístas inscritos los que elijan. Abinader y Mejía recorren regularmente las principales provincias aleccionando a sus seguidores e insertando los nuevos miembros en los comités que votarán en la convención. El PRM en su formación sufrió la distorsión de crecer en forma de tendencias para las candidaturas presidenciales y no de organismos. Ese pecado original podría tener sus consecuencias en las elecciones internas. Quizá este sea uno de los problemas que ataja la convención. Varias veces el fantasma de la posposición ha asomado su jeta. Los retrasos en los trabajos han sido enunciados en voz baja para no herir susceptibilidades. La bola de la efi ciencia está en la jurisdicción del presidente del alto organismo, Tony Raful, quien a medias tintas dice que no se ha pospuesto la Convención aunque deja entrever que tal cosa puede ocurrir sin desmedro de lo que se haya avanzado. Los problemas del montaje no radican, sin embargo, en la capacidad ni destreza de Raful, toda vez que son los intereses de los grupos los que decidirán la Convención.

Noticias destacadas