República Digital - Indotel Anuncio

13 de abril del 2021

Mundiales

Fingió ser familia de Trump. Pidió dinero. Movió fake news y el Presidente le creyó. Reparte comida, tiene 21

Jack Nicas, reportero de The New York Times, cuenta una historia que llegó demasiado lejos: la de un joven de 21 años que fingió ser distintos familiares de Donald Trump para amasar miles de seguidores y recaudar dinero. Es un repartidor de alimentos. Pero hasta el Presidente de Estados Unidos cayó en su engaño. “El mes pasado, entre tweets que […]




Jack Nicas, reportero de The New York Times, cuenta una historia que llegó demasiado lejos: la de un joven de 21 años que fingió ser distintos familiares de Donald Trump para amasar miles de seguidores y recaudar dinero. Es un repartidor de alimentos. Pero hasta el Presidente de Estados Unidos cayó en su engaño. “El mes pasado, entre tweets que disputaban su derrota electoral, el Presidente Trump publicó un artículo de un sitio web conservador que decía que su hermana Elizabeth Trump Grau acababa de unirse a Twitter para respaldar públicamente la lucha de su hermano para anular la votación”, cuenta el periodista.
“Gracias Elizabeth”, escribió Trump en Twitter. “¡MIS CARIÑOS!”
Pero la cuenta de Twitter que generó el artículo no era la de su hermana. “Era un perfil falso dirigido por Josh Hall, un repartidor de alimentos de 21 años” que vive en Mechanicsburg, Pensilvania.
© Proporcionado por Sin Embargo“Yo estaba como: ‘Oh, Dios mío. De hecho, cree que es su hermana”, dijo Hall.
No es un inocente. Es seguidor de Trump. Se le entrevistó la semana pasada y aceptó que se hizo una carrera hacia la fama básicamente mintiendo.
“Fue una cosa surrealista de casi un año de engaño para Hall”, cuenta Jack Nicas. “Desde febrero, se había hecho pasar por figuras políticas y sus familias en Twitter, incluidos cinco de los familiares del Presidente. Había fingido ser Robert Trump, el hermano del Presidente; Barron Trump, el hijo de 14 años del Presidente; y la doctora Deborah L. Birx, coordinadora de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca. Las cuentas acumularon colectivamente más de 160 mil seguidores”.
© Proporcionado por Sin EmbargoY luego le dio por las noticias falsas. Es de los que dijeron que el Gobierno quería implantar microchips a la gente. O que John F. Kennedy Jr., quien murió en un accidente aéreo en 1999, estaba vivo y a punto de reemplazar a Mike Pence como Vicepresidente. Y le creyeron.
Y luego vino la parte más peligrosa para él: pidió dinero. Creó un supuesto grupo llamado “Voces gays a favor de Trump”. El grupo no existía. Reunió 7 mil 300 dólares. El New York Times identificó a Hall como la persona detrás de las cuentas falsas de Trump, que ahora han sido eliminadas de Twitter. Documentó el engaño con capturas de pantalla. También entrevistó a Hall, personas cercanas a él y otras a las que engañó en línea.
“Soñaba con convertirse en un locutor conservador de radio, dijo, por lo que optó por no ir a la universidad y decidió, en cambio, construir una personalidad en línea. Discutió con liberales en Twitter; creó una página de figura pública en Facebook; y auto-publicó un libro electrónico de 49 páginas en Amazon llamado ‘Hall Nation’ que detalla sus ‘38 reglas esenciales para vivir la vida a fin de ser feliz y exitoso’. (¿La primera regla? ‘Los insultos son algo bueno’)’”, cuenta Jack Nicas. Hall argumentó que sus relatos eran claras parodias para alguien que solo mirara lo que publicaba. “Soy un gran partidario de Trump, pero estoy pensando pensando que él debería saber que esto es una parodia. ¿Cómo es que no lo sabe?”, dijo Hall a The New York Times.

Noticias destacadas