República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Economía

Flexibilización presupuestal pública

Por FELIX SANTANA GARCIA.     El presupuesto es una expresión formal de los objetivos y metas que se propone  alcanzar una institución en un período determinado aplicando las estrategias más adecuadas, que permitan organizar los recursos y procesos necesarios para lograrlos y evaluar su ejecución. Se debe planear con inteligencia el tamaño de  sus operaciones, los ingresos, […]




El presupuesto es una expresión formal de los objetivos y metas que se propone  alcanzar una institución en un período determinado aplicando las estrategias más adecuadas, que permitan organizar los recursos y procesos necesarios para lograrlos y evaluar su ejecución.

Se debe planear con inteligencia el tamaño de  sus operaciones, los ingresos, costos y gastos, con la mira puesta en la obtención de utilidades en las empresas privadas, crecimiento y desarrollo económico y social de un país, cuyo logro se subordina a la coordinación y relación sistemática de todas las actividades a llevarse a cabo.

Le compete además, instaurar procedimientos que no ahoguen la iniciativa de las personas y las instituciones y que auspicien la determinación oportuna de las desviaciones detectadas frente a los pronósticos, con el propósito de evitar que en el futuro las estimaciones se reflejan en cálculos excesivamente pesimistas y optimistas.

Los presupuestos pueden ser: Rígidos, estáticos, fijos o asignados, también flexibles o variables, a corto, largo plazo, operacionales o económicos, financieros (tesorería y capital).

Los presupuestos públicos cuantifican los recursos que requieren los gastos de funcionamiento, la inversión y el servicio de la deuda pública de los organismos y las entidades oficiales.

Al realizarse los estimativos presupuestales, se contemplan variables como la remuneración de los funcionarios que laboran en las instituciones del gobierno, los gastos de funcionamiento de las entidades estatales, la inversión en proyectos de apoyo a la iniciativa privada y la amortización de los compromisos ante la banca nacional e internacional.

Paralelamente al presupuesto de gastos se elabora el presupuesto de ingresos, el cual debe ser equivalente y debe cumplir las formalidades establecidas en la ley para su aprobación, ejecución y control. Si el presupuesto de ingresos es insuficiente, se deben excluir partidas de gastos o gestionar fuentes adicionales de financiamiento.

En ese sentido, la República Dominicana como los demás países del mundo hoy afectados por una pandemia conocida como Covid-19 ha llevado a las autoridades fiscales anteriores y actuales a completar dos veces el Presupuesto General del Estado del año que discurre 2020 el cual ascendió originalmente al importe de RD$858 mil millones por concepto de gastos e ingresos por RD$748 mil millones de ingresos para un déficit o faltante de RD$110 mil millones equivalente a un 2.3% (Ley 506-19) en relación al Producto Interno Bruto (PIB) 2020, estimado antes de la pandemia.

La primera variación o ajuste realizado en el mes de julio de 2020 ascendió a RD$907 mil millones por concepto de gastos e ingresos por RD$673 mil millones para un déficit ascendente a RD$234 mil millones.

El segundo ajuste ha tenido que realizarlo las nuevas autoridades con apenas dos semanas de haber ascendido al poder por RD$1,029 billones por concepto de gastos corrientes y capital y RD$610 mil millones de Ingresos resultando un déficit por RD$418 mil millones.

Las aplicaciones financieras o amortización de préstamos ascienden a RD$181 mil millones que si se adicionan a los gastos señalados, estos ascenderían a la significativa suma de RD$1,209.6 millones dejando entrever que el incremento de gastos y aplicaciones financieras rondan los RD$139 mil millones respecto al primer presupuesto complementario del pasado mes de julio 2020.

De los anteriores RD$139 mil millones, RD$122 mil millones van a gastos y RD$17 mil millones a aplicaciones financieras.

Los RD$122 mil millones de gastos serán distribuidos entre el Senado de la República Dominicana RD$100 millones, Presidencia de la República RD$37,605 millones, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social RD$17,468 millones y Ministerio de Educación RD$10 mil millones adicionales.

Al Ministerio de Interior y Policía se le adicionan RD$1,035 millones, Ministerio de Defensa RD$224 millones.

Ministerio de Obras Públicas RD$6,087 millones adicionales y Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales RD$658 millones.

El segundo presupuesto complementario contempla traspasos de apropiaciones entre fuentes y capítulos por RD$4,461 millones siendo los capítulos más afectado el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología con RD$1,054 millones, Deportes con RD$331 millones y el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes con RD$214 millones, Ministerio de Cultura con RD$188 millones, entre otras instituciones.

Como se advierte se privilegian los presupuestos flexibles los cuales se elaboran para diferentes niveles de actividad y pueden adaptarse a las circunstancias que surjan en cualquier momento.

Estos muestran los ingresos, costos y gastos ajustados al tamaño de las operaciones gubernamentales y privadas.

Es menester señalar que las recién pasadas autoridades fiscales no fueron lo suficientemente previsoras pues no realizaron los ajustes con miras al mes de diciembre o fin de año 2020 por lo que las nuevas autoridades fiscales han tenido que presentar una segunda versión presupuestal a los fines de hacer frente a los aumentos de gastos ante la pandemia y los daños causados por las Vaguadas, tormentas, ciclones y huracanes que podrían afectar al país en lo que resta de temporada ciclónica.

El hacer políticas fiscal y monetaria es además de una ciencia un arte pues para hacer pronósticos conforme las tendencias de años anteriores hay que tomar todas las posibles variables endógenas y exógenas que pudieran suceder y en ese sentido el Ministerio de Hacienda y su dependencia la Dirección General de Presupuesto han tenido ojos previsores de las variables internas y externas, controlables e incontrolables que pudiesen afectar la tercera versión presupuestal pendiente de ser aprobada por el Senado de la República Dominicana para ser convertida en ley después de su promulgación por parte del Poder Ejecutivo.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

Noticias destacadas