República Digital - Indotel Anuncio

24 de junio del 2021

Política

Fracaso diálogo Trump-Kim jon-un

El fracaso del diálogo de dos días que sostuvieron el presidente Donald Trump y dictador de Corea del Norte, Kim Jon-un en Hanoi, Vietnam, es menester interpretarlo como una advertencia al imperio de que no todas sus ponencias hay países dispuestos a la genuflexión. Fue la segunda ronda de conversaciones entre los dos líderes, recordando […]




El fracaso del diálogo de dos días que sostuvieron el presidente Donald Trump y dictador de Corea del Norte, Kim Jon-un en Hanoi, Vietnam, es menester interpretarlo como una advertencia al imperio de que no todas sus ponencias hay países dispuestos a la genuflexión.
Fue la segunda ronda de conversaciones entre los dos líderes, recordando la primera en Singapur hace un año, igual fallida por la instancia imperial de tratar de imponer su libreto como condición de superar el diferendo.
Ante la exigencia del presidente Trump desnuclearizar Corea de Norte y cerrar el reactor nuclear de Yongbyong, el heredero de la dinastía de su abuelo Kin Mil-sung, aceptó con la condición de que su homónimo suspendiera las sanciones económicas, que este negó.
Los trámites diplomáticos previos, que seguro los hubo, debieron consignar la exigencia del presidente Trump concerniente a la desnuclearización y la contrapartida norcoreana de eliminar sanciones, y si esos puntos nodales el unilateral gobernante estadounidense no estaba dispuesto a aceptar, lo más lógico hubiese sido suspender la cumbre y ahorrar perder el tiempo.
De ninguna manera es secreto la hambruna y graves reveses económicos que sufre el pueblo norcoreano por las recias sanciones dispuestas por gobernantes norteamericanos anteriores al presidente Trump a Corea del Norte, exigiendo desnuclearizar y eliminar el reactor de Yongbiong, exigencia que ningún gobernante norteamericano ha hecho al Estado de Israel, que posee 200 bombas atómicas.
La fallida cita de Hanoi demuestra al presidente Trump que el unilateralismo es réplica de un campo minado, peligroso de transitar, teniendo de contrapeso a potencias a considerar como Rusia y China, haciendo guiños al presidente Trump, en el sentido de que desde hace cierto tiempo, la pava jamás pondrá donde ponía.

Por: Ubi Rivas.

Noticias destacadas