República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Mundiales

Francia: protestas por un fallo que libra de juicio al asesino confeso de una mujer judía

 AFP/Geoffroy Van Der Hasselt Cientos de personas se congregan para pedir justicia por la muerte de Sarah Halimi, en la plaza Trocadero frente a la Torre Eiffel en París el 25 de abril de 2021. Halimi, una mujer judía ortodoxa de 65 años, murió en 2017 después de ser empujada por la ventana de su casa, […]




 AFP/Geoffroy Van Der Hasselt Cientos de personas se congregan para pedir justicia por la muerte de Sarah Halimi, en la plaza Trocadero frente a la Torre Eiffel en París el 25 de abril de 2021. Halimi, una mujer judía ortodoxa de 65 años, murió en 2017 después de ser empujada por la ventana de su casa, por su vecino Kobili Traore, un francés de origen maliense, quien habría gritado "Allahu Akbar" ("Dios es grande" en árabe), en el momento del asesinato.

Este domingo, unas 25.000 personas se movilizaron en París y otras ciudades del país, así como en Israel, para exigir que el autor confeso del asesinato de una mujer judía sea llevado a juicio. Las protestas se desataron luego de que la justicia considerara que el hombre actuó bajo un estado de “demencia”, lo que impide que sea juzgado según las leyes del país. Diversas voces, entre ellas la del presidente Emmanuel Macron, piden un cambio en la legislación.

Una sentencia judicial desata la indignación en Francia e Israel. Miles se tomaron las calles para exigir justicia por lo que consideran un crimen antisemita.

La ira estalló tras la negativa de un tribunal de llevar a juicio a un hombre que mató a una mujer judía de 65 años, luego de que los expertos determinaran que actuó en medio de un "ataque delirante" debido al uso excesivo de marihuana.

La decisión enfureció a la familia de la víctima y a los grupos judíos. "Me parece vergonzoso que el delincuente no esté siendo juzgado. Me parece una broma. Espero que las manifestaciones logren un cambio", dijo una manifestante en París.

Más de 20.000 personas se manifestaron en la capital francesa. Entre ellas, funcionarios del actual Gobierno, líderes de la oposición, actores conocidos y la exprimera dama Carla Bruni, esposa del exmandatario Nicolas Sarkozy. Asimismo, estuvo presente la alcaldesa Anne Hidalgo, quien dijo que la ciudad pronto nombraría una calle en memoria a la víctima. "También será una forma de hacerle justicia", añadió Hidalgo.

En la ciudad mediterránea de Marsella, alrededor de 2.000 ciudadanos participaron en una marcha, según estimó la Policía, mientras que unas 600 se reunieron frente a una sinagoga en la ciudad oriental de Estrasburgo.

En Israel, cientos más se congregaron frente a la embajada francesa en Tel Aviv, ondeando banderas de los dos países y levantando pancartas con lemas como "Vergüenza para Francia".

Los hechos se remiten a 2017 cuando Sarah Halimi, una mujer judía de 65 años, fue lanzada por la ventana por su vecino Kobili Traoré, un francés de origen maliense, que tenía 27 años en ese momento. Traoré habría gritado "Allahu Akbar" durante el crimen. Posteriormente confesó el asesinato.

"Me avergüenza ser francesa, la Francia de mi infancia ya no existe (…) Me horroriza que una mujer judía fuera asesinada en Francia porque era judía", aseveró Roselyne Mimouni, una jubilada franco-israelí.

¿Cuáles son las razones de los magistrados para no llevar al autor confeso a juicio?

Recientemente, el Tribunal de Casación de Francia determinó que hay pruebas suficientes para indicar que Traoré, un traficante de drogas y consumidor de cannabis, actuó bajo una motivación antisemita.

Sin embargo, las leyes francesas establecen que las personas no pueden ser consideradas penalmente responsables por actos cometidos mientras pierden el juicio o el autocontrol debido a un trastorno mental.

La más alta corte del país señaló que el individuo no debería enfrentar un juicio porque estaba en un estado mental alterado cuando el ataque tuvo lugar.

"Según opiniones unánimes de diferentes psiquiatras, ese hombre presentaba al momento de los hechos un severo estado delirante", consideró el tribunal.

Pero no todos justifican su actuación por estar bajo los efectos de estupefacientes y piden un cambio en las leyes. Entre ellos está el presidente Emmanuel Macron, quien instó a un cambio en la legislación francesa para garantizar que las personas asuman responsabilidades por delitos violentos que cometan mientras se encuentran bajo la influencia de las drogas.

"Decidir tomar narcóticos y luego 'volverse loco' debería, en mi opinión, no eliminar su responsabilidad penal", subrayó Macron al periódico Le Figaro.

La ministra de la Diáspora de Israel, Omer Yankelevitch, quien asistió a la protesta en Tel Aviv, calificó la decisión del tribunal de "absurda, escandalosa y peligrosa".

Alternativas judiciales para el caso Halimi

El ministro de Justicia francés, Eric Dupond-Moretti, confirmó el domingo que a fines del próximo mayo se presentaría una nueva ley de responsabilidad penal para llenar un "vacío legal".

No obstante, el Consejo Superior de la Magistratura de Francia rechazó este domingo lo que llamó "desprecio" del Gobierno e insistió en que los jueces aplicaron correctamente la ley en un caso "doloroso".

Los abogados de la familia de la víctima han dicho que llevarían el caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Además, la hermana de la mujer asesinada buscará presentar la causa a las autoridades de Israel. Sus abogados Francis Szpiner y Gilles-William Goldnadel dijeron en un comunicado el miércoles que "llevarían una denuncia a los tribunales israelíes contra Kobili Traoré, en nombre de Esther Lekover, la hermana de la víctima".

El derecho penal en Israel puede aplicarse a los delitos de antisemitismo cometidos en el extranjero cuando las denuncias son presentadas por ciudadanos israelíes, como es el caso de Lekover.

Pero, por regla general, Francia no extradita a sus ciudadanos, por lo que está pendiente saber cómo procederá el Gobierno de Macron en caso de que avance el proceso judicial en Israel.

Con AFP y EFE

Noticias destacadas