República Digital - Indotel Anuncio

19 de abril del 2021

Deportes

FÚTBOL: Real Madrid y Juventus se enfrentan en un duelo con sabor a revancha

Diecinueve años después de disputar la final de la Liga de Campeones de Europa, se vuelven a encontrar hoy. Gales – Si la final de la Liga de Campeones de Europa entre el Real Madrid y la Juventus fuese un combate de boxeo, estaríamos ante un choque de estilos entre el pugilista rápido, brioso y […]




Diecinueve años después de disputar la final de la Liga de Campeones de Europa, se vuelven a encontrar hoy. Gales - Si la final de la Liga de Campeones de Europa entre el Real Madrid y la Juventus fuese un combate de boxeo, estaríamos ante un choque de estilos entre el pugilista rápido, brioso y con una pegada fuerte -encarnado por los madridistas-, y el peleador que se maneja mejor a la distancia, de guardia casi impenetrable y que espera pacientemente para contragolpear con sus mejores embestidas -papel que recae en los juventinos-. Ante este choque de perfiles, las casas de apuestas y los modelos estadísticos se decantan por el equipo madrileño, liderado por Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos, para repetir como campeón de Europa esta noche (2:45 p.m. en Puerto Rico). Pero las finales hay que jugarlas y al cabo de los 90 minutos (o de 120 o en tanda de penales) sabremos si tenían razón o si será la Juve la que dicte sentencia.
Para añadir lustre al evento, que hace mucho dejó de ser solo de interés europeo para ser seguido por todo el planeta, el partido de hoy en el estadio Millenium de Cardiff, la capital de Gales en el Reino Unido, enfrenta a dos de los equipos de mayor tradición y éxito en la historia del fútbol, quienes ya se enfrentaron en una final de Champions en 1998, con el Madrid como vencedor, 1-0. El onceno merengue, máximo ganador de esta competición con 11 trofeos, es el monarca vigente. Los “bianconeris” (blanquinegros), en tanto, suman dos copas de Europa (1985 y 1996) y van por el primer triplete de su historial tras ganar este año su sexto título seguido en la Serie A -una gesta inédita en la liga italiana- al igual que su tercera Copa Italia al hilo. A todo lo anterior se suman nexos, correspondencias, historias del pasado que entrelazan a ambos clubes y que suman interés a la final. Enemigos conocidos  En el caso de la Juve hay dos de sus jugadores con pasado blanco, como es el caso del delantero argentino Gonzalo Higuaín y el mediocampista alemán Sami Khedira, quien en el 2014 ganó la final de la Liga de Campeones con el Real Madrid. Mientras, en la plantilla de los campeones defensores está Alvaro Morata, quien tuvo dos temporadas de gran nivel con la Juve entre el 2014 y el 2016 en las que fue clave en la conquista de dos “scudettos” y dos Copa Italia. Además, el entrenador del Madrid, Zinedine Zidane, es uno de los mejores jugadores que ha pasado por la Juventus, club en el que ganó el Balón de Oro en 1998, así como múltiples títulos. Sin embargo, el francés no alcanzó la gloria en la Liga de Campeones con el equipo de Turín, cayendo en las dos finales que disputó: 3-1 ante el Borussia Dortmund en 1997 y 1-0 ante el Real Madrid en la final de 1998. Zidane se marcharía a jugar al Real Madrid en 2001, equipo con el que finalmente ganaría la Champions como jugador en el 2002 ante el Bayern Leverkusen. En esa final, “Zizou” firmó el que es considerado uno de los mejores goles en la historia del torneo, su disparo de media volea tras un centro de Roberto Carlos que dio el título al Madrid, 2-1. A cambiar la historia La Juve tiene dos “orejonas”, como se le conoce el trofeo de la Liga de Campeones, en sus estantes de Turín, pero pudieron ser muchas más. La de 2017 será su novena final de este torneo, en el que han perdido las últimas cuatro que han disputado. Esa seguidilla de derrotas en la final les añade presión para finalmente romper el maleficio, algo que tiene muy claro su técnico Massimiliano Allegri.
“He oído que hemos perdido muchas finales”, expresó Allegri en su rueda de prensa de ayer en Cardiff. “No hay que pensar en lo que pasó hace 15 ó 20 años, solo tenemos que hacer lo que confiamos podemos hacer”. Durante su aparición ante la prensa, el técnico italiano hizo referencia a la más reciente final que jugó la Juve en 2015, en la que cayeron 3-1 ante el Barcelona en partido jugado en Berlín. “En el 2015 no teníamos el convencimiento de ahora. Este año es distinto, nuestro enfoque en los partidos es distinto. Hemos crecido mucho”, afirmó. De aquel equipo de 2015 quedan muy pocos jugadores, pues la mayoría fue reemplazada por otros como los argentinos Paulo Dybala e Higuaín, el colombiano Juan Cuadrado y el croata Mario Mandzukic. De los pocos que repiten, no obstante, está uno de los imprescindibles, un jugador que es el alma y corazón del onceno italiano, una auténtica leyenda viviente: el portero Gianluigi Buffon. El capitán juventino ha ganado prácticamente todos los trofeos a los que un jugador puede aspirar, desde ocho títulos de la Serie A hasta una Copa del Mundo con Italia en el 2006, pero le falta una Champions, trofeo con el que a sus 39 años colocaría la guinda al pastel de una carrera extraordinaria. Reyes de Europa El Madrid, en tanto, llega al partido agrandado tras ganar una Liga de España reñida, en la que tuvieron al Barcelona respirándoles en la nuca por todo el tramo final de la temporada. Los blancos van ahora por un nuevo trofeo del torneo que les ayudó a ganar la distinción de Club del Siglo XX de la FIFA. El Real Madrid ha disputado 14 finales europeas en su historia, de las que solo ha perdido tres. De paso, busca ser el primer equipo que revalida la corona desde que lo hizo el AC Milan en las campañas del 1989 y 1990. Aunque en los 18 duelos directos que han tenidos ambos equipos a lo largo de los años las cosas están muy igualadas (ocho victorias por equipo y dos empates), en los últimos siete desafíos con la Juventus, no le ha ido tan bien al Real Madrid. Apenas han ganado un juego, empataron dos y perdieron cuatro. “Dicen que somos favoritos, pero el fútbol no es así”, matizó Zidane ayer, mostrándose prudente previo al duelo con la Juve. “Es una final y en un partido puede pasar de todo. Al final ni somos favoritos ni la Juve favorita. Es 50-50”. Los merengues llegan al partido de esta noche apenas con una duda sobre su cuadro inicial. Garreth Bale, quien es nativo de Cardiff y quien ha sufrido lesiones recurrentes de tobillo, expresó que está listo para partir en el 11 inicial, pero que reconoce que Isco, tal vez el jugador más consistente del Madrid en el último tramo, está en mejor forma. Será Zidane quien tenga la última palabra, aunque tendrá la tranquilidad de que Bale no tiene inconveniente en salir como suplente aunque juegue en su casa.

Noticias destacadas