República Digital - Indotel Anuncio

10 de abril del 2021

Opinión

Gestión de David

Luis Encarnación Pimentel. Como joven y “emprendedor” que es, el alcalde David Collado tiene todo el potencial y el camino despejado para salir bien y alcanzar el éxito deseado al frente del ayuntamiento de la parte  emblemática de Santo Domingo. Pero existiendo el precedente de tantos síndicos que han llegado con muchos bríos y la […]




Luis Encarnación Pimentel.
Como joven y “emprendedor” que es, el alcalde David Collado tiene todo el potencial y el camino despejado para salir bien y alcanzar el éxito deseado al frente del ayuntamiento de la parte  emblemática de Santo Domingo. Pero existiendo el precedente de tantos síndicos que han llegado con muchos bríos y la intención, en poco tiempo, de dar el salto a la Presidencia de la República, Collado debe apurar un poco más el paso en lo atinente al cumplimiento de las responsabilidades municipales, y hasta torear el “maleficio” que habría envuelvo y ha “achicharrado” a la mayoría de los que han llegado a la posición con aspiraciones superiores desde un primer momento. La gestión David, que arrancó muy bien, entre otras cosas, con la iluminación del Parque Mirador y la disposición resuelta de recuperar los cementerios de la capital -tomados por la delincuencia, el descontrol y la ausencia de limpieza-, no puede quedarse solo en la construcción y embellecimiento de amplias aceras en algunas avenidas importantes; en seguir la política de agresión visual y ocupación de los espacios públicos autorizando la colocación de letreros en aceras y en calles importes con fines meramente tributarios. Tampoco puede darse el lujo de que el programa de limpieza de la ciudad y algunos puntos de valor histórico-cultural que merecen atención especial se circunscriban los desperdicios  que recogen los camiones en determinadas días y horas, o a caerle atrás a la denuncia de descuido hecha por algún ciudadano en la redes sociales, cuando se hace viral y se convierte en escándalo, como el caso repudiable de basura y suciedad en el entorno de un monumento colonial en las cercanías del Parque Independencia. ¿Que si responsabilidad de Cultura o del Ayuntamiento? Basura primero, pero, ¿y la vigilancia al lugar y la seguridad que hay que brindarle a ciudadanos locales y a los turistas? Pero algo grave y peor, las calles y las aceras, llenas de envases plásticos y todo, no se están barriendo ni podando la maleza, como era costumbre, caso La Esperilla, del propio Centro de los Héroes y de cualquier sector. ¿A dónde fueron a parar las brigadas de mujeres y hombres que con escobas y otros implementos barrían y limpiaban con frecuencia calles y aceras? Si las hay, no se ven o no están donde basura y hierba arropan.

Noticias destacadas