República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Opinión

Gobierno termina a mil por hora el 2018

José Lois Malkún. La maquinaria gubernamental esta concluyendo el 2018 a toda maquina y con un despliegue de noticias alentadoras que superan la imaginación. En el ámbito político, el presidente se mantiene en plena campaña inaugurando cuantos proyectos privados existen o estén simplemente en la mente de los inversionistas. Sus visitas sorpresas se multiplican con […]




José Lois Malkún.

La maquinaria gubernamental esta concluyendo el 2018 a toda maquina y con un despliegue de noticias alentadoras que superan la imaginación.

En el ámbito político, el presidente se mantiene en plena campaña inaugurando cuantos proyectos privados existen o estén simplemente en la mente de los inversionistas. Sus visitas sorpresas se multiplican con inauguraciones de obras y promesas de otras nuevas.

Rompe un récord en su provincia natal inaugurando medio centenar de obras y prometiendo mas y más. El sector privado en Santiago se encarga de hacerle el coro con un gran proyecto habitacional donde el gobierno hace gala de protagonismo.

Todo eso acompañado de un gran despliegue mediático en todos los medios del país, donde no faltan los discursos de algunos lambones que hablan del mejor gobierno de la historia del país. Claro, el mejor porque es el gobierno que más dinero ha pedido prestado en la historia y el que más dinero ha robado y derrochado. 

En la parte social, comienza la repartidera de cajas, cajitas y cajones, con comida y regalos de navidad para después seguir con los juguetes, las fiestas barriales, a ritmo de música y abundante comida, sin dejar atrás las promociones y afiches que favorecen la reelección.

Todas las instituciones del gobierno harán lo mismo incluyendo el Congreso y los munícipes oficialistas. Nadie se quedará sin cenar en noche buena y tampoco en año nuevo porque la fiesta sigue hasta el 2019.

En lo económico se resalta hasta la saciedad los logros alcanzado en cuanto al crecimiento del PIB, de las exportaciones (escondiendo las importaciones), el floreciente turismo, la expansión de las zonas francas, los aumentos en las remesas, disminución en los precios de los combustibles, reducción del desempleo, entrada sustancial de divisas y menos pobreza, gracias a la obra de gobierno.

Viene en camino la inauguración de Punta Catalina, como la obra cumbre, del cuatrienio y las promesas de otras grandes obras para extender el metro, los túneles y elevados y por supuesto, el atractivo medio de transporte vía el teleférico.

Todo eso a pesar de que seguimos debatiéndonos en un mar de miseria, como lo muestra la última Encuesta Enhogar, de la Oficina Nacional de Estadística.

Pero la verdad es que el gobierno tiene herramientas para enterrar esa encuesta, promoviendo la idea de que este país es el que mas crece en América Latina. Donde el turismo supera al resto del caribe y más allá, y donde los inversionistas de zona franca sienten un gran atractivo por el país para instalar sus empresas.

La delincuencia, la falta de institucionalidad, la corrupción, la deuda, lo déficits, bla, bla, bla, se neutralizan con las buenas noticias enmarcadas en grandes páginas de los periódicos y acompañadas de promociones televisivas y radiales. Y que mejor que las estadísticas policiales que siempre hablan de una reducción en la delincuencia año tras año, aunque la realidad es lo contrario.

A pesar de todo, nadie puede negar que el 2018 ha sido un buen año para el gobierno, no solo en lo económico, sino también en política exterior, especialmente por la sabia decisión de abrir relaciones diplomáticas con China, formar parta del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y rechazar el acuerdo migratorio promovido por dicho organismo.

Mientras tanto, Odebrecht o los Tucanos, ya jartan y el pueblo sabe que eso seguirá el orden natural de las cosas.

Noticias destacadas