República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Mundiales

Greta Thunberg genera polémica al publicar una foto viajando en el suelo de un tren alemán

La publicación de la activista sueca causó revuelo entre algunos políticos alemanes. La activista climática Greta Thunberg y la compañía ferroviaria nacional de Alemania crearon una tormenta de tweets este domingo después de que la adolescente publicó una foto de sí misma sentada en el piso de un tren rodeada de muchas bolsos. La imagen ha generado […]




La publicación de la activista sueca causó revuelo entre algunos políticos alemanes.

La activista climática Greta Thunberg y la compañía ferroviaria nacional de Alemania crearon una tormenta de tweets este domingo después de que la adolescente publicó una foto de sí misma sentada en el piso de un tren rodeada de muchas bolsos.

La imagen ha generado muchos comentarios en las redes sociales sobre el rendimiento de los ferrocarriles alemanes.

Thunberg publicó el tuit el sábado por la noche con el comentario «viajar en trenes superpoblados a través de Alemania». ¡Y finalmente voy camino a casa!

Greta Thunberg

@GretaThunberg

Traveling on overcrowded trains through Germany. And I’m finally on my way home!

Ver imagen en Twitter

La cuenta de Twitter de Deutsche Bahn comenzó por desearle un buen viaje y apuntar que el consorcio sigue esforzándose por poner más asientos y trayectos a disposición de sus pasajeros.

Sin embargo, ese mensaje fue borrado, para ser sustituido el sábado por otro en los que la compañía de ferrocarriles afeaba a Thunberg que no informase «del trato amistoso y competente que has recibido de nuestro equipo en tu asiento de primera clase».

Poco después, la activista aclaró el equívoco: su tren original, que debía ir directo de Basilea a Hamburgo, fue cancelado, por lo que tuvo que hacer varios transbordos hasta alcanzar Gotinga, donde sí que obtuvo un asiento.

A partir de la ciudad de Kassel viajó en primera, sin que la joven especificase si era porque su billete original pertenecía a esa clase, o si la Deutsche Bahn había reacomodado a algunos pasajeros allí a falta de asientos en segunda .

«Por supuesto que esto no es un problema y nunca he dicho que lo fuera. Los trenes abarrotados son una buena señal, porque significa que la demanda de los viajes en tren es elevada», explicó Thunberg, que según medios alemanes viajaba acompañada de su padre.

La cuenta de Deutsche Bahn no volvió a contestar, pero acumula cientos de comentarios que le afean la difusión de informaciones personales de la pasajera y critican la oportunidad perdida para aprovechar el viaje de la activista para su campaña comunicativa.

Algunos usuarios de Twitter expresaron lástima por Thunberg por no poder obtener un asiento adecuado en el tren para el largo viaje a casa desde Madrid, donde asistía a la conferencia sobre cambio climático de la ONU . Otros le deseaban un viaje seguro a casa después de meses de viajar en trenes y barcos a diferentes eventos climáticos en Europa y los Estados Unidos.

Thunberg no vuela en aviones porque se considera perjudicial para el clima. La semana pasada, fue nombrada Persona del Año de la revista Time por sus esfuerzos para impulsar al gobierno y a otros a tomar medidas más rápidas en la lucha contra el cambio climático.

Deutsche Bahn, que solía ser famoso por su puntualidad, ha sido criticado en los últimos años por retrasos, cancelaciones de trenes de última hora y tarifas caras.

La polémica llega a la política alemana

El revuelo causado por una foto de la activista por el clima Greta Thunberg a su paso por Alemania, sentada en el suelo de un tren abarrotado, saltó de las redes sociales al mundo de la política en lo que es ya su tercer día consecutivo.

«Como decía mi abuela, a los santos y los hipócritas les separa muy poco,» escribió en Twitter Thomas Bareiß, político conservador de la Unión Democristiana y secretario de estado parlamentario del Ministerio de Economía y Energía, realizando un juego de palabras en alemán.

Otros, como el primer ministro del estado federado de Turingia, Bodo Ramelow, salieron en defensa de la activista, preguntándose si la Deutsche Bahn -la empresa que gestiona los ferrocarriles alemanes- hubiera reaccionado igual si se hubiera tratado de otro cliente.

«¿Van a publicar ahora sobre todos los pasajeros o solo sobre esta joven? ¿Y por qué tutean ahora a sus pasajeros?» demandó el político del partido izquierdista Die Linke.

Noticias destacadas