República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Opinión

Guggenheim ya asesoró vender una planta de 644 MW por US$900 millones

Danilo Medina esgrimió la Razón de Estado, para desechar una licitación de  CDEEE para comprar al sector privado, electricidad de bajo costo, sin el estado aportar capital o garantizar préstamos. Contraviniendo el Estado de la Razón, Danilo improvisó a Punta Catalina, que constituye su mayor error gubernamental. Los errores técnicos y éticos al contratar a Odebrecht   y […]




Danilo Medina esgrimió la Razón de Estado, para desechar una licitación de  CDEEE para comprar al sector privado, electricidad de bajo costo, sin el estado aportar capital o garantizar préstamos. Contraviniendo el Estado de la Razón, Danilo improvisó a Punta Catalina, que constituye su mayor error gubernamental.

Los errores técnicos y éticos al contratar a Odebrecht   y la sobrevaluación del precio de 1,945 millones de dólares, intentaron ocultarlos propagando falsamente  que compraron Punta Catalina a precio de ganga. Algún chusco  dijo, con ironía, que  supuestamente CDEEE  engañó a Odebrecht y compartes, pagando un precio irrisoriamente bajo por Catalina.

Hacienda reconoció que Catalina tiene capacidad de 674.78 MW, no  752 MW, como siguen propagando. Nosotros enviamos una carta al Presidente Medina  ratificándole que el contratista electromecánico de Punta Catalina, Tecnimont, certificó en su Reporte Anual del 2008 que esa compañía italiana contrató en Brasil la construcción de la planta Porto do Pecem de 720 Mw, similar en capacidad bruta a Punta Catalina, por 910 millones de dólares no por  1,945  como Punta Catalina, cuya capacidad neta es 674.78 MW. A esos 1,945 sobrevaluados hay que agregar 708 millones de sobrecostos exigidos por Odebrecht al firmarse un contrato de Precio Abierto, en lugar de Precio Fijo Llave en Mano, “Lump Sum Turn Key” (LSTK).

Tratando infructuosamente de justificar la sobrevaluación de Catalina la Consultora FTI infló el costo real de Porto do Pecem en el Informe de la Comisión Presidencial de Catalina  indicando, falsamente, que el contrato EPC de esa planta era de 2,200 millones de dólares, no de 910 Millones como es cierto , y como declaró su propio contratista, Tecnimont. Partiendo de costos sobrevaluados, ya evidenciados, la estratagema de distracción gubernamental  basada en contratar a Guggenheim Securities para vender Catalina, pudiera terminar desastrosamente.   

No debemos culpar de antemano a Guggenheim y su ejecutivo Mark Walker si no logran vender Catalina a un precio que compense su astronómico costo, que pudiera superar 3,000 millones de dólares. El obstetra no tiene la culpa de que una criatura haya sido concebida con una dolencia congénita. Existiendo datos ocultos, nadie puede determinar ahora cuál será el precio de venta de Catalina. El mercado no estima el precio. El mercado fija el precio. El mercado toma en cuenta el valor agregado, pero no paga el costo agregado por ineficiencia o corrupción.

Hacienda informó en su comunicado: “En 2018…Guggenheim…actuó como único asesor para Macquarie Infrastructure… en su venta  de una planta de gas ubicada en New Jersey por…US$ 900 millones”. Por si  le hubiese pasado inadvertido, cumplimos nuestro deber ciudadano aclarando al Presidente Medina que  la planta referida es una generadora de electricidad,  “Bayonne Energy Center” , con capacidad de 644 MW, vendida  por un total de 900 millones de dólares incluyendo capital y préstamos. Esta venta, gestionada por Guggenheim, fue divulgada complacidamente por la vendedora, Macquarie, y también por NASDAQ, pues se ejecutó pulcramente.  Bayonne no opera con carbón, sino con gas natural o fuel-oil, y es “mid-merit”, no una planta de base, sino que despacha electricidad para cubrir fluctuaciones de demanda eléctrica  no suplida por  plantas de base. Bayonne no tiene  muelle como Catalina pero posee,  como valor agregado extraordinario, incluido en la venta, el cable submarino más largo del mundo en su tipo, construido por ABB,  extruído en una sola longitud continua, sin juntas de fábrica, transmitiendo electricidad a 345 Kv –como nuestra Autopista Electrica aérea- con longitud de 10.4 Km, entre New Jersey y Brooklyn, a 5 metros  debajo de  sedimentos.

644 MW de capacidad bruta de Bayonne se aproximan a 674.78 MW de capacidad neta de Punta Catalina. En la licitación futura organizada por Guggenheim, el mercado dictaminará cuál será la diferencia entre los 900 millones de Dólares de la venta ya realizada de Bayonne y los dólares que el Presidente Medina ansía  recuperar vendiendo a Catalina. 900 millones de Bayonne nos retrotraen a  910 del EPC  a carbón de Porto do Pecem, con 720 MW de capacidad bruta. Danilo pretendió usar Catalina como talismán  para su nueva  reelección inconstitucional, ya condenada al fracaso. Debemos monitorear la venta de Catalina, proyecto con mayor monto histórico.  Toda venta exitosa tiene como pre-requisito haber hecho, previamente, una buena compra. Evidentemente Catalina fue una mala compra. Será difícil  poder hacer una buena venta.

Eulogio Santaella.

Noticias destacadas