República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Opinión

Ha pasado el tiempo…

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio. Han pasado ya varios meses desde la muerte de monseñor Cedano, pero qué gusto oír los testimonios tan positivos aquí y allá sobre su persona. Está muerto en su cuerpo, pero él vive: sus obras nos siguen. Da pena que muchas personas mueren sin haber dejado ningún […]




Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio.
Han pasado ya varios meses desde la muerte de monseñor Cedano, pero qué gusto oír los testimonios tan positivos aquí y allá sobre su persona. Está muerto en su cuerpo, pero él vive: sus obras nos siguen. Da pena que muchas personas mueren sin haber dejado ningún legado, ningún ejemplo, y mueren totalmente, incluso hasta para la familia. Es importante que lo recordemos. No solamente nuestras almas siguen viviendo, sino también nuestras obras, ya que evidentemente hay que hacer el bien, si queremos dejar legados. Qué bueno es poder oír los testimonios de hombres como monseñor Pablo Cedano, que aunque sus cuerpos ya no están presentes, sin embargo está viva su memoria en medio de nosotros y sus obras nos siguen hablando. Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Noticias destacadas