República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

¿Habrá gobernado Danilo guiado por la filosofía de la otredad?

Por EULOGIO SANTAELLLA.  Las filosofías e ideales de algunos movimientos revolucionarios cambian con el tiempo y a veces hasta son traicionados por quienes los predicaron. El PRI gobernó Mexico 71 años pero dejó de ser revolucionario después de Lázaro Cárdenas. Desde 1945, Perón y sus proclamados seguidores han sido, en el poder o la oposición, la […]




Las filosofías e ideales de algunos movimientos revolucionarios cambian con el tiempo y a veces hasta son traicionados por quienes los predicaron. El PRI gobernó Mexico 71 años pero dejó de ser revolucionario después de Lázaro Cárdenas. Desde 1945, Perón y sus proclamados seguidores han sido, en el poder o la oposición, la fuerza política dominante de Argentina. El peronismo es mutante y la ex primera dama, ex presidenta y actual vicepresidenta no está en prisión porque no han logrado desaforarla. El Frente de Liberación de Mozambique, FRELIMO y el Movimiento Popular de Liberación de Angola, MPLA gobiernan desde las independencias de sus respectivas naciones en 1975.A pesar de que, como el PLD, enarbolaron la “Liberación”, sus dirigentes se han perpetuado en el poder para apropiarse de fondos públicos. En Angola el presidente Eduardo dos Santos gobernó 38 años y convirtió a su hija Isabel en la mujer más rica de África. Bosch creó el PLD después de declararse “marxista no leninista” y, al morir, se replicó aquí, tropical e incruentamente, la lucha por suceder a Lenin entre Stalin, el tosco, que asesinó a Trotsky, el intelectual y teórico políglota. Se dice que hay tantos peronismos como peronistas, con la AAA y Montoneros batiéndose a muerte. Jocosamente se llegó a decir que Perón no era peronista. Aquí antes se exhibía el boschismo con orgullo y ya pocos lo pregonan. Al ser electo en 2012 Danilo juró ante la tumba de Bosch que sería como él, que haría un gobierno moral y ético. Siendo reeleccionista, Danilo desechó a Bosch, ya no pronuncia el nombre de quien él decía que era su mentor y su gobierno podría estar basado en interpretar a su conveniencia el concepto de la otredad, preconizado por Sartre y otros existencialistas. Danilo asume que todo lo malo lo encarna el otro .Antes, para crear una auto inculpación colectiva, el PLD pregonó que el país se dividía en corruptos y peledeistas impolutos. Los otros, no del PLD, eran corruptos. Como presidente Danilo denunció al “otro” en el Congreso porque firmó con Barrick un contrato supuestamente entreguista y dejó como herencia una caja llena de papeles sin valor, con un infinito déficit fiscal. Omitió decir que ese déficit propició que él se impusiera como presidente en 2012.Se aprovechó del déficit del otro para imponer su “paquetazo fiscal”, para que se percibiera que ese castigo impositivo lo provocó el otro. Argumentó que embarcó al país en una planta estatal, como Punta Catalina, porque los otros, los generadores privados, los malos, no instalaron nueva generación desde 1998 cuando en realidad se hicieron inversiones masivas, incluyendo plantas de ciclo combinado y una terminal regasificadora de gas natural. Adujo que no concibió que Punta Catalina usara gas natural porque en una reunión del SICA otro, el presidente Obama, le dijo que Estados Unidos iba a tener disponible gas natural para exportación tardíamente. Lo que no dijo Danilo fue que en la transición fue a buscar carbón a Colombia, que no viajó a Estados Unidos ni a otros países suplidores procurando gas natural y que, cuando Obama le dio esa información, que era de dominio público, ya Danilo había ejecutado acciones irreversibles para usar carbón. Además, echó la culpa a otro, de nuevo a Obama, porque prohibió financiar plantas de carbón. Esa ecológica decisión no hubiese afectado a Punta Catalina si se hubiera planeado que usara gas natural. Al no contar con fondos del Eximbank era mandatorio hacer un alto, no proseguir con el proyecto y concentrarse en materializar el “financial closing”.Culpando al otro se aventuró a continuar sin haber conseguido los recursos requeridos, provocando problemas presupuestarios e interrupciones en la construcción. Ante la exigencia de sobrecostos del otro favorito, ODEBRECHT , simuló montar una cruzada de unidad nacional para enfrentar a esa empresa codiciosa, a quien siempre complació, y así trató de emular a Galtieri quien quiso santiguar su sangrienta dictadura invadiendo las Malvinas. Proclamó que no pagaría ni un centavo de sobrecostos y terminó pagando 395.5 millones. Ante la condena de ODEBRECHT en Estados Unidos decidió procesar judicialmente todos los proyectos del otro y, bendiciendo la impunidad ordenó, taxativamente, no perseguir a los involucrados en la conjura de Punta Catalina. A un escolta de otro, del candidato opositor, lo acusó de conspirar contra las Elecciones Municipales, publicitó que los fuegos de Duquesa y Rafey los perpetraron otros y que funcionarios del estado y de Dominicana Limpia no son responsables de esa tragedia. El Ministro de Medio Ambiente adoptó una postura revisionista sobre la otredad. No acusó a otros en particular y sentenció: “Todos somos culpables del desastre de Duquesa”. Confrontando al otro que quiso ser candidato del PLD, Danilo podría haber asumido una carta de Sartre a su ex amigo existencialista, Albert Camus, como parte de una histórica polémica: “Mi querido Camus: Nuestra amistad no era cosa fácil, pero he de lamentarla. Si usted la rompe hoy, es sin duda porque debía quebrarse. Muchas cosas nos acercaban, pocas nos separaban. Pero este poco ya era demasiado: La amistad, también ella, tiene tendencias de ser totalitaria; se hace necesario el acuerdo en todo o las rencillas y las mismas indeterminaciones se convierten en militantes de partidos imaginarios…Hubiera preferido que nuestra actual diferencia fuese de fondo y que no se le mezclara no sé qué resabio de vanidad herida…Para nuestros enemigos comunes que forman legión, seremos motivo de risa: esto es lo cierto”. También es cierto que Danilo ha hecho suyo, a su conveniencia, un concepto fundamental de la filosofía de Sartre expresada en su obra dramática de 1944, “A Puerta Cerrada”: “El infierno son los otros”

Noticias destacadas