República Digital - Indotel Anuncio

22 de abril del 2021

Economía

Importancia proyecto de ley lavado de activos

El 8 de febrero de este año el presidente Danilo Medina depositó en el Senado el Proyecto de Ley Contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, que busca sustituir la Ley Contra el Lavado de Activos Provenientes del Trafico Ilícito de Drogas (Ley 72-02), que busca, como dice el mensaje enviado al […]




El 8 de febrero de este año el presidente Danilo Medina depositó en el Senado el Proyecto de Ley Contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, que busca sustituir la Ley Contra el Lavado de Activos Provenientes del Trafico Ilícito de Drogas (Ley 72-02), que busca, como dice el mensaje enviado al Presidente del Senado, “actualizar la legislación dominicana conforme a los nuevos estándares internacionales sobre la materia”. Para entender el párrafo de los “estándares internacionales”, es bueno recordar que existe una institución intergubernamental, creada por el G-7 en 1989, denominada el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI o FATF por sus siglas en inglés), cuyo objetivo fue crear un marco mundial de normas para enfrentar el lavado de capitales provenientes del narcotráfico, por ello, al inicio se centraron en la prevención de la utilización del sistema financiero para estos fines. Las primeras recomendaciones fueron publicadas en 1990, en 1996 fueron modificadas para reflejar la evolución del lavado de activos y para ampliar el espectro de los delitos asociados. Tras el atentado a las Torres Gemelas en EU, en 2001, el GAFI amplió su objetivo en contra del financiamiento de organizaciones y actos terroristas, por ello en 2003 fueron revisadas las recomendaciones, y la última modificación fue en 2012, contenida en 40 recomendaciones, abarca el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y las armas de destrucción masiva. El país es miembro cooperador del GAFI,ingresó al Grupo de Acción Financiera del Caribe (GAFIC), creada en 1992, también forma parte del Grupo de Acción Financiera de América Latina (GAFILAT), creada en el año 2000. Este último es el encargado de supervisar al país en el cumplimiento de las normas sobre lavado. La Ley Contra el Lavado de Activos Provenientes del Narcotráfico (Ley 72-02), se corresponde con los criterios iniciales del GAFI, pero se ha quedado atrás en término de los nuevos delitos generadores de lavado, el financiamiento al terrorismo y el cumplimiento de las 40 recomendaciones y justamente el proyecto sometido por el presidente Danilo Medina viene a actualizar la legislación. Uno de los elementos más importantes del proyecto es que fortalece el Comité Nacional Contra el Lavado de Activos, pues a diferencia de la Ley 72-02, que contempla cinco miembros (Procurador General, Ministro de Hacienda, Superintendente de Bancos y Presidente de la DNCD) y es presidida por el Presidente del Consejo Nacional de Drogas, el proyecto coloca al Ministro de Hacienda como Presidente e incluye como miembros al Ministro de Defensa y al Superintendente de Valores. También el proyecto eleva la categoría de la Unidad de Análisis Financiero, cuyo director pasa a ser Secretario General del Consejo y se convierte en una dependencia del Ministerio de Hacienda en vez del Consejo Nacional de Drogas. La Ley 72-02, básicamente se enfocaba en el sector financiero, pero el proyecto contempla los Sujetos Obligados Financieros y los Sujetos No financieros dentro de los que se destacan los casinos de juego, bancas de lotería, empresas de factoring, agentes inmobiliarios, dealers, comerciantes de metales y joyas preciosos, así como las sociedades de profesionales como abogados, notarios y contadores. En cuanto a nuestro sector financiero cumple con los estándares en lo relativo a la evaluación del riesgo, oficial de cumplimiento y elementos fundamentales como “conocer a su cliente”, sin embargo los Sujetos no Financieros, no contemplados en la Ley 72-02, en el proyecto esos sectores, potenciales para el lavado de activos, deberán cumplir con la normativa. También es importante en el proyecto el establecimiento de delitos generadores de bienes o activos susceptibles de lavado y entre ellos se menciona el tráfico ilícito de seres humanos, la pornografía infantil, el soborno, la prevaricación y la evasión tributaria entre otros. La aprobación de ese importante proyecto por parte del Congreso brindaría al país el instrumental necesario para robustecer la lucha contra el lavado de activos provenientes de diferentes delitos, también permitiría pasar con buenas notas la próxima evaluación de GAFILAT que será en septiembre de este año. Por: Ramón Núñez Ramírez                             .

Noticias destacadas