18 de enero del 2022

Economía

Impresionante recuperación económica

Por FELIX SANTANA GARCIA Lo que está a la vista es difícil, tal vez imposible de negar y más cuando se puede comprobar a través de resultados irrefutables, que dan cuenta de un hecho consumado, tal el caso de la extraordinaria capacidad de resiliencia de la nación dominicana y su economía. A pesar de los […]




Por FELIX SANTANA GARCIA

Lo que está a la vista es difícil, tal vez imposible de negar y más cuando se puede comprobar a través de resultados irrefutables, que dan cuenta de un hecho consumado, tal el caso de la extraordinaria capacidad de resiliencia de la nación dominicana y su economía.

A pesar de los más recientes fenómenos económicos, financieros, salubridad y hasta fenómenos naturales que ha tenido que enfrentar la República Dominicana en los últimos tiempos de los cuales se ha podido reponer sorprendentemente, cual si fuese el tallo de una plantación de junco que se dobla pero no se rompe.

Es cierto lo anterior pero los resultados obtenidos no han sido por arte de magia ni obra de un prestidigitador sino de acciones acertadas de un equipo de profesionales experimentados en políticas: fiscal y monetaria.

Es conocido que existen agencias dedicadas a calificar el riesgo país, el riesgo de una empresa al emitir instrumentos de deuda o simplemente endeudarse a través de la banca comercial, bilateral o multilateral con el propósito de financiar déficit o grandes proyectos que reditúan beneficios financieros, económicos y sociales.

Recientemente la nación dominicana ha sido calificada por una de las empresas que se dedica a evaluar el riesgo. En esta ocasión lo ha hecho la Calificadora de Riesgo Standard & Poor”s (S & P Global).

Esa y otras agencias obtienen sus calificaciones mediante análisis de razones financieras y de flujos de efectivo para evaluar el pago probable de los intereses y el principal de los instrumentos financieros que el país en cuestión emite.

La valoración del riesgo de incumplimiento requiere una evaluación de la capacidad crediticia. Cuanto menor es la calificación de un país al emitir deuda, mayor es el riesgo de incumplimiento percibido y mayor es la tasa de interés que requieren los inversionistas de bonos.

Standard & Poor’s, informó el pasado jueves 2 de diciembre de 2021, que la perspectiva crediticia de la República Dominicana subió de negativa a estable ante una impresionante recuperación económica que ha revertido el deterioro externo causado por el Covid-19.

Conforme a dicha calificadora de riesgo esa mejoría es una muestra del dinamismo de la economía dominicana, en comparación con sus pares con niveles de desarrollo similares.

Resalta que la evolución del sector turismo marcha mucho más rápido de lo esperado, lo que está respaldado por la fuerte campaña de vacunación contra el coronavirus.

El avance de dicho sector económico se evidencia con el crecimiento de las llegadas de visitantes al país, que ya superan los niveles que se registraban en el año 2019, previo a la pandemia.

Dicha agencia calificadora, pronostica un crecimiento favorable y la continuidad de las acertadas políticas públicas que ejecuta la administración Abinader.

Standard & Poor’s estima que para el próximo año 2022 el producto interno bruto (PIB) crecerá un 6% y alrededor de 5% para los siguientes años.

Esas conclusiones de la señalada calificadora, muestra el gran trabajo que se ha desplegado para gestionar de manera prudente la política fiscal enfocada en mejorar la calidad de vida de los dominicanos.

Otro aspecto que sustenta la información ofrecida por Standard & Poor’s para emitir una calificación de estabilidad es el hecho de que el gobierno dominicano ha logrado una sólida consolidación fiscal en el presente año 2021 después de un aumento del déficit fiscal y de los altos niveles de deuda del año 2020.

La calificadora de riesgo también resalta las buenas operaciones de manejo de pasivos nacionales e internacionales por un total de 2,400 millones de dólares con vencimientos entre 2021 y 2027, lo que ha dado lugar a menores presiones fiscales al disminuir el peso de los intereses sobre los ingresos tributarios de 2021.

También ha coadyuvado a dicha mejoría crediticia el hecho que se ha enviado un buen mensaje a los tenedores de las deudas del país debido a las reformas estructurales realizadas por el gobierno del presidente Luis Abinader Corona, tales los casos de la reforma de los sectores: eléctrico, policial y judicial, entre otros.

Así como lo expresa indicada agencia calificadora de riesgo crediticio, de igual manera lo han hecho organismos internacionales de financiamiento, pues no es un secreto de que la economía dominicana se está recuperando tan rápido que ojos humanos hayan visto en la vida contemporánea.

El solo hecho de ver cómo la vida cotidiana ha vuelto paulatinamente a la normalidad, es un hecho inaudito si se recuerda cómo el país y el resto del mundo había experimentado una parálisis casi total, cuando no se auguraba nada bueno para la existencia de la especie humana.

Sin mezquindad pero con justicia y equidad, hay que darle al César lo que es del César y Dios lo que es de Dios, pues la Administración Abinader ha obtenido un post doctorado en la gestión de los riesgos de salubridad, económico y financiero que se enfrentaban sin ninguna esperanza de superarlos, pero gracias a Dios Todopoderoso y al nuevo estilo de gobernar que le ha impreso el Lic. Abinader al manejo de la cosa pública, se han podido superar los escollos que aún se ciernen sobre la nación dominicana dominicana, devota de la virgen de la Altagracia.

Los pronósticos son sumamente halagüeños, pues la República Dominicana terminará el año 2021 con un crecimiento de más de un 10% del Producto Interno Bruto (PIB), con Reservas Internacionales Netas sorprendentes, mejoría del sector turístico jamás esperado, exportaciones de zonas francas reactivadas, significativa recuperación de los empleos perdidos, tasa de inflación controlada, la agricultura con abundantes siembras y mercados abastecidos, en fin una situación económica, financiera y de salubridad impresionante y de admiración por parte de los demás países y de  los organismos internacionales que no esperaban una recuperación tan rápida y sostenida.

De ahí que no es magia sino voluntad política, frugalidad, efectividad en el gasto, disciplina, honestidad, trabajo pensando en el país, humildad y sinceridad.

Eso ha sido el gobierno de Luis Abinader Corona, por ello los grandes logros obtenidos en tan pocos meses de gestión gubernamental.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

Noticias destacadas