República Digital - Indotel Anuncio

16 de mayo del 2021

Opinión

Indotel y el usuario

César Duvernay. Aunque siempre ha sido un elemento fundamental para la vida humana, nunca  antes la comunicación había alcanzado la imprescindibilidad que hoy exhibe. Los avances tecnológicos han automatizado al mundo a punto tal que ya nadie se imaginaría la vida sin un celular, una computadora o estando fuera de la red del Internet. La […]




César Duvernay.

Aunque siempre ha sido un elemento fundamental para la vida humana, nunca  antes la comunicación había alcanzado la imprescindibilidad que hoy exhibe. Los avances tecnológicos han automatizado al mundo a punto tal que ya nadie se imaginaría la vida sin un celular, una computadora o estando fuera de la red del Internet.

La respuesta a la necesidad de información que antes se circunscribía a la radio o la televisión, ahora se sintetiza, incluso con añadidos, bajo el concepto del multimedia donde ya todas esas inquietudes pueden ser encontradas en un solo dispositivo.

Nuestro país no escapa a esa realidad que ha roto todos los esquemas existentes 25 años atrás, ni tampoco a lo que eso significa en cuanto a la creciente disponibilidad, oferta y demanda de estos servicios. En tal sentido fue creado mediante Ley 153-98 el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) para promover, regular y normatizar el mercado de las telecomunicaciones en el país evitando la competencia desleal.

Convertirse en árbitro imparcial de los intereses foráneos y nacionales que allí confluyen, poniendo orden en el (muy desordenado) espectro radioeléctrico al tiempo de promover el desarrollo y la accesibilidad ciudadana a un sector que adquiere nuevos retos a medida que avanzan las horas y que ha manifestado uno de los crecimientos económicos más vertiginosos de los últimos años.

Pero  a juzgar por lo que revela el presidente del Indotel, Luis Henry Molina, la institución ha entrado en una etapa diferente y altamente beneficiosa que es la de ponerle especial atención al usuario. Se  monitoreará la calidad del servicio que recibe; se le proveerá de herramientas para que conozca sus deberes y sus derechos y se le garantizará una plataforma válida, gratuita y no cosmética de reclamos, donde el cliente no siempre tenga que ser el huevo y la prestadora la piedra. Sencillamente se le dará su justo valor al ciudadano.

El que sin descuidar los mandatos regulatorios con las empresas del sector ni el respaldo a los importantes programas de la República Digital que desarrolla el gobierno, reducir la brecha digital o ejecutar la transición de análoga a digital de la televisión,   el Indotel ahora le dé una justa categoría al consumidor, proclamando que ya no estará solo, constituye una valiente  y ansiada acción reivindicativa que merece el aplauso y el respaldo de todos.

Noticias destacadas