República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Política

Irán rechaza nuevas negociaciones o la inclusión de más países en el acuerdo nuclear

Cancillería de Turquía/Vía Reuters El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, durante una rueda de prensa en Estambul, Turquía, el 29 de enero de 2021. Este sábado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán fue claro al refutar cualquier cambio sobre los países participantes del acuerdo nuclear, firmado en 2015 con Estados Unidos y […]




Cancillería de Turquía/Vía Reuters El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, durante una rueda de prensa en Estambul, Turquía, el 29 de enero de 2021. Este sábado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán fue claro al refutar cualquier cambio sobre los países participantes del acuerdo nuclear, firmado en 2015 con Estados Unidos y varias potencias de Europa, luego de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, señalara que cualquier nueva conversación sobre esta materia debería incluir a Arabia Saudita. Teherán y Riad sostienen tensiones de larga data y el Gobierno saudita recientemente apoyó la línea dura del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra la República Islámica. Irán rechaza una eventual participación de Arabia Saudita en el acuerdo nuclear. Se trata de un pacto denominado Plan de Acción Integral Conjunto, que principalmente establece límites sobre las reservas de uranio enriquecido que Teherán puede producir. El entendimiento fue firmado en julio de 2015 entre la República Islámica y Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China. Pero recientemente el mandatario francés Emmanuel Macron abogó por la inclusión de Arabia Saudita para cualquier nueva negociación, en un acuerdo que ha visto incumplimientos por parte de Washington y Teherán. Este sábado, el Gobierno iraní rechazó tajantemente la postura de París. "Es un acuerdo internacional multilateral ratificado por la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, que no es negociable y las partes en él son claras e inmutables", indicó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh. Además, el vocero de la cancillería iraní sugirió que detrás del respaldo de Francia al Gobierno saudita en este asunto estaría su interés de venderle armas a Riad. "Si los funcionarios franceses están preocupados por sus enormes ventas de armas a los Estados árabes del Golfo Pérsico, es mejor que reconsideren sus políticas (…) Las armas francesas, junto con otras armas occidentales, no solo causan la masacre de miles de yemeníes, sino que también son la principal causa de la inestabilidad regional", acusó Khatibzadeh.
¿Por qué Francia pide la participación de Arabia Saudita? Arabia Saudita y su aliado Emiratos Árabes Unidos han sugerido que los estados del Golfo Pérsico deberían participar esta vez en cualquier conversación que, según ellos, también tendría que abordar el programa de misiles balísticos iraní y su apoyo a países en Medio Oriente. Arabia Saudita está inmersa en varias guerras de poder en la región con Teherán, incluido el conflicto de larga data en Yemen, y apoyó la campaña de "máxima presión" del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra Irán. Por su parte, Macron ha enfatizado en la necesidad de evitar lo que llama el error de excluir a otros países de la región cuando se negoció el acuerdo hace cerca de 6 años. El presidente de Francia también señala que cualquier nueva conversación sobre el acuerdo nuclear con la República Islámica sería muy "estricta" y que queda muy poco tiempo para evitar que Teherán tenga un arma nuclear. La preocupación aumentó luego de que el pasado 2 de enero el propio Gobierno iraní anunciara el aumento del enriquecimiento de uranio al 20%, un nivel muy superior al 3,67% aprobado en el acuerdo firmado en Viena de 2015. Irán ya había incumplido el límite del 3,67% de lo pactado sobre la pureza a la que puede enriquecer uranio, pero hasta ahora solo lo ha hecho hasta el 4,5%. Incrementarlo al 90% es apto para producir armas atómicas. Desde 2018, cuando el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró formalmente a su país del tratado e imputó nuevas sanciones económicas contra Irán, los incumplimientos y disputas se hicieron ver entre ambas partes. Posteriormente, el Parlamento iraní aprobó un proyecto de ley, luego avalado por un organismo de control constitucional, destinado a aumentar el enriquecimiento con el fin de que Europa presione a Washington a retirar los castigos impuestos. Ahora Estados Unidos podría retornar al pacto, según lo anunciado por el recién posesionado presidente Joe Biden. Sin embargo, el nuevo mandatario estadounidense también ha señalado que lo hará solo después de que Teherán reanude el pleno cumplimiento de los términos del acuerdo. Hasta el momento están estancadas posibles nuevas negociaciones entre todas las partes involucradas. France 24 con Reuters

Noticias destacadas