Un juez federal de Miami ordeno el martes que el expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, permanezca detenido en confinamiento solitario tras informarle que fue arrestado debido a una orden de extradición emitida por su país. El pedido de libertad bajo fianza será denegado en este momento, manifesto el magistrado Edwin Torres al finalizar una breve audiencia judicial en un tribunal federal del centro de Miami. Fue la primera audiencia judicial de Martinelli tras su arresto el lunes en la tarde en las cercanías de su casa de la vecina ciudad de Coral Gables. El expresidente está acusado de corrupción y de espiar a adversarios político en Panamá. Martinelli permaneció de pie al lado de su abogado durante la audiencia, con esposas que estaban sujetas a una cadena que rodeaba su cintura. Vestía traje beige de camisola y pantalón de presidiario. Lucía tranquilo, con cabello y barba canosa. Minutos antes de que el juez informara su decision, el abogado de Martinelli, Marcos Jiménez, le explico que su cliente no estaba bien de salud y que en lugar de permanecer aislado prefería que fuera trasladado junto al resto de los presos. Torres accedió a ofrecerle la atención médica que pudiera necesitar, pero dijo que debía permanecer aislado hasta su próxima audiencia de libertad condicional, el 20 de junio. En esa oportunidad los abogados le explicarán al juez por que aspiran a obtener su libertad bajo fianza. Martinelli, quien se desempeño como presidente de 2009 a 2014, ha negado haber violado la ley y asevera que el caso es una persecución política de su sucesor. En febrero, los fiscales en Panamá informaron que pidieron ayuda internacional para detener a dos de sus hijos en relación a una presunta asociación ilícita para lavar dinero de sobornos de la constructora brasileña Odebretch.