República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Economía

La Asociación Nacional del Rifle de EE. UU. se declaró en bancarrota

 José Luis Magana / AP En esta foto de archivo del 29 de febrero de 2020, el vicepresidente ejecutivo y director ejecutivo de la Asociación Nacional del Rifle, Wayne LaPierre, habla en la Conferencia de Acción Política Conservadora. El grupo conservador defensor del uso y porte de armas libre en Estados Unidos anunció también su traslado […]




 José Luis Magana / AP En esta foto de archivo del 29 de febrero de 2020, el vicepresidente ejecutivo y director ejecutivo de la Asociación Nacional del Rifle, Wayne LaPierre, habla en la Conferencia de Acción Política Conservadora. El grupo conservador defensor del uso y porte de armas libre en Estados Unidos anunció también su traslado de sede al estado de Texas. El entorno de la NRA aludió a una supuesta presión política en su contra realizada desde el estado de Nueva York para trasladar su sede. La Asociación Nacional del Rifle de Estados se declaró en bancarrota este viernes y buscará reformular a la organización con una nueva sede en Texas, abandonando definitivamente su emplazamiento fiscal en Nueva York tras haber protagonizado varios encontronazos con autoridades de este estado. Esta asociación es uno de los lobbies más influyentes dentro de la tendencia conservadora dado su gran poder en los círculos del Partido Republicano, aunque 2020 ha supuesto un año muy catastrófico para la entidad en términos financieros a causa de la pandemia. La NRA, como es conocida por sus siglas en inglés, culpó de su situación a “la política y ambiente regulatorio corrupto de Nueva York". “Persecución política” El anuncio se produjo meses después de que la fiscal general de Nueva York, Letitia James, demandara a la organización por acusaciones en las que aseguraba que los altos ejecutivos desviaron ilegalmente decenas de millones de dólares para lujosos viajes personales, contratos para asociados y otros gastos cuestionables. Durante la pandemia la NRA se ha visto obligada a despedir a decenas de sus empleados y el hecho de que no se pudiera realizar su convención nacional anual redujo en gran medida las donaciones de las que supuestamente subsiste, ya que la mayoría de ellas se realizaban durante estas fechas.
La NRA solicitó la bancarrota del Capítulo 11 en un tribunal federal de Dallas y anunció casi al momento su traslado a Texas, un estado donde goza de un mayor apoyo institucional y social en comparación con Nueva York. Allí ya se constituyó como una sociedad nueva llamada Sea Girt LLC. El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, dio la bienvenida rápidamente a la noticia y tuiteó: "Bienvenidos a Texas, un estado que protege la Segunda Enmienda". La NRA tiene más de 400.000 miembros en Texas y planea celebrar su convención anual en Houston a finales de 2021. "El plan puede ser resumido simplemente: tiramos Nueva York a la basura y vamos a reincorporar la NRA en Texas", indicó el vicepresidente ejecutivo de la organización, Wayne LaPierre, en una carta interna en la que denuncia una supuesta persecución política. "Este movimiento permitirá el crecimiento a largo plazo y sostenible que asegure que la NRA sigue siendo el principal defensor de las libertades constitucionales", indicó también la organización en un comunicado en referencia al derecho a poseer y portar armas. Pero parece que la decisión estaba tomada hace tiempo. La NRA aseguró que LaPierre tomó la decisión de solicitar la protección por quiebra en consulta con un "comité de litigio especial" compuesto por tres funcionarios de la NRA que se formó en septiembre para supervisar sus estrategias legales. El 7 de enero se volvieron a reunir para “aclarar algunos asuntos” y se le dio a LaPierre el poder de reorganizar. Reacción por parte de la fiscalía neoyorquina Poco después del anuncio, la fiscal Letitia James aseguró que no permitiría que la NRA "eluda la responsabilidad fiscal que tiene". Entre los gastos indebidos que la fiscalía reclama hay viajes de LaPierre o gastos exacerbados en maquillaje y peinados para su esposa. La NRA debe millones de dólares a diversas compañías que en los últimos años han estado estrechamente ligadas a ella, como agencias de publicidad y compañías que operan con carros de carreras. Este grupo defensor del derecho a portar armas cuenta con unos 5 millones de miembros. Aunque tiene su sede en Virginia, la NRA fue constituida como una organización sin fines de lucro en Nueva York en 1871 y desde entonces se había mantenido en este lugar. Con AP y EFE

Noticias destacadas