07 de diciembre del 2021

Política

La Cámara de Representantes de Estados Unidos declara en desacato a Steve Bannon

 Andrew Kelly / Reuters El exestratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon sale del Tribunal Federal de Manhattan, luego de su audiencia de acusación por conspiración para cometer fraude electrónico y conspiración para cometer lavado de dinero, en el distrito de Manhattan de la ciudad de Nueva York, EE. UU. 20 de agosto de 2020. […]




 Andrew Kelly / Reuters El exestratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon sale del Tribunal Federal de Manhattan, luego de su audiencia de acusación por conspiración para cometer fraude electrónico y conspiración para cometer lavado de dinero, en el distrito de Manhattan de la ciudad de Nueva York, EE. UU. 20 de agosto de 2020.

Este martes, por decisión unánime, el comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que investiga el asalto al Capitolio declaró en desacato a Steve Bannon, ex asistente de la Casa Blanca. Se produce un día después de que Donald Trump presentase una demanda para evitar que documentos relacionados al asalto del Capitolio sean expuestos. El asalto ocurrió el 6 de enero de 2021, día en el que estaba previsto que el Congreso certificara la victoria electoral de Joe Biden.  

Este martes, el comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que investiga el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, declaró en desacato a Steve Bannon, ex asistente de la Casa Blanca y aliado de Donald Trump. La decisión se tomó por unanimidad, en una reunión que duró unos 25 minutos.

De esta manera, Bannon podría enfrentarse a hasta un año de cárcel y a una multa de 100.000 dólares. Esto, por desafiar una citación de los legisladores para comparecer documentos y testimonios y escoltarse detrás de una demanda presentada por Trump para evitar que documentos relacionados al asalto del Capitolio sean expuestos.

El comité investigador cree que el ultraderechista «tenía algún conocimiento previo sobre los extremos sucesos que podrían acontecer» el 6 de enero. Estaba previsto que el Congreso certifique la victoria electoral de Joe Biden ese día.  

En un podcast realizado el 5 de enero, un día antes del asalto, Bannon dijo lo siguiente: «¿Va a desatarse el caos mañana? Mucha gente me ha dicho: ‘Hombre, si hubiera una revolución, sería en Washington’. Bueno, este será vuestro momento en la historia». Esto despertó sospechas en el comité sobre una presunta implicación de Bannon en los acontecimientos.

En efecto, el comité escribió que Bannon «parece haber tenido múltiples roles relevantes para esta investigación, incluido su rol en la construcción y participación en el esfuerzo de relaciones públicas de ‘detener el robo’ que motivó el ataque» y «sus esfuerzos para planificar la actividad política y de otro tipo antes del 6 de enero”.

Por su parte, Liz Cheney, la hija del exvicepresidente republicano Dick Cheney, aseguró que los hechos «parecen revelar una cosa: sugieren que el presidente Trump estuvo personalmente involucrado en la planificación y ejecución del 6 de enero». Y agregó que «llegaremos al fondo de eso».

Y el presidente del comité, Bennie Thopmpson, dijo, en respecto a Bannon que, «o acata al comité, o deberá enfrentar las consecuencias». “No nos detendremos. No nos distraeremos. Y no nos demoraremos «. Además, recalcó que es el único citado que no está colaborando en las investigaciones.

Algo que el representante de Maryland, Jamie Raskin, confirmó. Dijo que “todos los otros testigos que fueron citados están cumpliendo o actuando de buena fe en lugar de simplemente ignorarnos», en referencia a Bannon.

La declaración del comité investigador pasa ahora al pleno de la Cámara Baja, y se prevé que llamen a una votación este jueves. De ser aprobada, la declaración de desacato será entregada al Departamento de Justicia para que procese a Bannon.

La resolución de desacato afirma que el ex asistente de Trump no tiene capacidad legal para rechazar al comité. Esto, a pesar de que el abogado de Trump ha sustentado que Bannon no tiene por qué revelar información, ya que está protegida por el privilegio de la oficina del expresidente.

El asalto al Capitolio bajo investigación

La declaración de desacato se da un día después de que Donald Trump interpuso una demanda para impedir que los Archivos Nacionales de Estados Unidos, que custodian documentos históricos, entreguen información sobre el asalto al Capitolio al comité que lo investiga. Hace diez días, su sucesor, Joe Biden, lo había autorizado.

El 6 de enero de 2021 se produjo el asalto al Capitolio de los Estados Unidos. En ese entonces, partidarios del entonces presidente saliente de esta nación, Donald Trump, irrumpieron en la sede del Congreso. Lo hicieron a través de la violencia, yendo en contra del personal de seguridad, y ocupando partes del edificio durante varias horas.

El suceso interrumpió una sesión conjunta del poder legislativo para contar el voto del Colegio Electoral y certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020. En el asalto murieron cinco personas mientras que 140 agentes de Policía resultaron heridos. Decenas fueron arrestados.

Con AP y EFE

Noticias destacadas